sábado, 21 de marzo de 2009

Va a inmolarse por su fe...



A las 2:30 hs. La cara del Chueco

en la pantalla,
con naranjas en la cintura
creyéndose bombas.

Va a inmolarse por su fe,
va a fumar albahaca,
beber alcanfor,
y conectarse con Alá.

El Chueco puso en su lengua
a la tierra
pensando que era el ácido
mas grande de todos.
Se le hinchó la cara,
me pidió algo dulce.

Le mostré su foto antigua
quemando los portones
de la panificadora,
envuelto en un trapo sucio.

Ahora quiere una mujer
de arpillera,
rellena con arroz
para darle vida.

Fabrica pechos gigantes
con una vela,
pone ojos de sifón
brazos de manguera
y pies con dos ladrillos.

Mi novia, dice,
y su voz se repite
como un disco rayado.



Juan Desiderio (Caballito, Buenos Aires, 1962)



Más poemas del autor pueden leerse en el almacén.
y en la Revista Atmósferas.


No hay comentarios: