jueves, 29 de octubre de 2009

EL ESTADO


Leo a Pasolini, ordeno.

Autos, colectivos en derredor. Todo
permanece quieto. También
mi cuerpo. Años atrás
por esta calle del frente
mi hermano y yo
viajábamos,
entendíamos el mecanismo
del país. Hoy
todos sonríen. Asumió
el nuevo gobierno,
las cosas están
en paz.
La poesía
no es
epifanía
ni un recuento
de revelaciones. Eso
es falso. Calibrar
con precisión
aquello
que como un gusano
roe
lo más preciado
del dolor, ésa
parece una forma
de decirme
puntillosamente
que no todo
está en paz.


(De: La demora, Siesta, 2003)


Carlos Battilana (Argentina, Corrientes, Paso de los Libres, 1964)

No hay comentarios: