sábado, 29 de junio de 2013

SOBRE LA DICHA



















La ladera entreabrió los apretados

abismos de sus hojas y surgió
la digital purpúrea:
-Para ti, que comprendes la belleza
silvestre,
mi beatitud.

La ladera cerró los apretados
abismos de sus hojas y siguió
la digital purpúrea:
-No olvides la cadencia de mis flores,
su canción y su luz,
porque ellas repican sus campanas
sobre la dicha.

Ya el gusano de seda entre las hojas
de la morera
se ha tejido un capullo delicado
y un día volará.
Yo también, escuchando
la digital-purpúrea serenata,
he tejido un capullo sonrosado
y acaso volará.

Quien sabe si los soles de plumaje 
de oro que iluminan
la noche del espacio
no nacieron en un pecho



Hugo Padeletti




Hugo Padeletti. Poeta y pintor argentino. Nace en Alcorta, Santa Fe, el 15 de Enero de 1928. Realiza sus estudios secundarios y universitarios en Rosario, donde se radica desde su adolescencia. En esta ciudad, mantiene contacto con los maestros del Grupo Litoral Herrero Miranda, Leónidas Gambartes y Juan Grela. Con éste último, estudia dibujo, pintura y grabado, virando su lenguaje hacia el planismo y la síntesis. Paralelamente, cursa la carrera de Filosofía en la Universidad Nacional del Litoral, y se especializa en Estética en la de Córdoba. En 1944 comienza a realizar su obra poética, que publica desde 1959. Desde este momento, la creación poética y la plástica se alternan en su vida constantemente. Diez años después, realiza su primera muestra de pintura, en donde ya se puede ver su temprano interés por la pintura china y japonesa ligada al taoísmo y al budismo zen. En 1961 conoce a Fernando Espino, otro de los artistas cuya mirada resulta decisiva para su producción. En el mismo año es designado Director del Museo de Bellas Artes Rosa Galisteo de Rodríguez (Santa Fe). Cargo que ejerce hasta 1965, cuando se traslada de Santa Fe a Rosario para dedicarse a la docencia en artes plásticas, primero en la Escuela Provincial de Artes Visuales y después, en la de Bellas Artes de la Universidad de Rosario. Becado, por concurso, por la Dirección de Cultura de la Provincia de Santa Fe, en 1966, realiza un viaje de estudios para ver obras de arte en general y, específicamente, para estudiar la obra de Paul Klee en Berna, actividad que hace de un modo puramente visual. En los museos europeos, indaga en la pintura taoísta y zen, y llega hasta la India, donde, además de recorrer museos y galerías, visita los ashram de los yoguis en los Himalayas. Desde su regreso, expone con frecuencia en Rosario desarrollando una estética plástica basada en collages, dibujos y pinturas, a los que a posteriori llama “poemas plásticos”. Para el artista, estos no son ilustraciones de sus poemas verbales sino formalizaciones, en otro lenguaje, de experiencias en parte afines y en parte complementarias de las que se expresan en poemas verbales. En 1983, se traslada a Buenos Aires. Luego de una serie de muestras, y de su actividad paralela en el campo de la poesía, Padeletti acentúa las resonancias budistas en su obra plástica, en tanto empieza a poner mayor énfasis en el juego con el espacio. Las pinturas orientales tienen una importancia fundamental en las búsquedas tanto estéticas como metafísicas del autor, quien ha intentado trasponerlas a un lenguaje contemporáneo. En los últimos años abandona las muestras unitarias, tanto temática como formalmente y vira hacia el pequeño formato, las pinturas al agua y la transformación en arte de pequeños ‘accidentes’ formales que aspiran a la condición de poesía lírica. Hugo Padeletti recibió, en 1989, el premio Boris Vian de Literatura. Ha publicado: Poemas (Cármina, 1959), Doce Poemas (El lagrimal trifurca, 1979), Poemas 1960-1980 (Universidad Nacional del Litoral, 1989), libro por el que recibe el premio Boris Vian de ese mismo año, Parlamentos del Viento (Rinzai, 1990), Apuntamientos en el Ashram (Bajo la luna nueva, 1991), La Atención (Universidad Nacional del Litoral y Fundación Antorchas, 1999), y Canción de viejo (Interzona, 2003). Por este último, recibió el premio de poesía del Fondo Nacional de las Artes. También ha publicado artículos de reflexión, ensayos y prólogos de catálogos en Buenos Aires, Santa Fe, México y Dublín y numerosas exposiciones como artista plásticos, en distintas Galerías de Rosario, Santa Fe, Buenos Aires y Montevideo. Actualmente, vive y trabaja en Buenos Aires.




jueves, 27 de junio de 2013

Qué es poesía




















La fundación del ser x la palabra 
Poesía eres tú
Todo lo que se mueve es poesía 
Lo que no cambia de lugar es prosa

Pero qué es poesía
Todo lo que nos une es poesía
Sólo la prosa puede separarnos

Sí pero qué es poesía
Vida en palabras
Un enigma que se niega a ser descifrado x los profesores
Un poco de verdad y una aspirina
Antipoesía eres tú



Nicanor Parra




Nicanor Parra (Chillán, 1914) Poeta chileno que, junto con Gabriela Mistral, Pablo Neruda y Vicente Huidobro, está considerado uno de los grandes de la poesía de su país, y una de las mayores voces de la lírica latinoamericana. Terminó el bachillerato en su población natal y se trasladó a Santiago para graduarse como profesor de mecánica teórica y matemáticas. Con una beca del Institute of International Education estuvo durante tres años en la Universidad de Brown, en Estados Unidos. De vuelta a su país fue nombrado director interino de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile (1948) y un año más tarde, gracias de nuevo a una beca, esta vez del Consejo Británico, se trasladó hasta Inglaterra, donde permaneció dos años más.En 1951 regresó a su país para seguir con su labor docente en la Universidad. Inició su labor literaria en 1937, con la publicación de Cancionero sin nombre, aunque ya en 1935 había aparecido el cuento Gato en el camino, en La Revista Nueva. El Cancionero sin nombre fue relegado por el propio autor a su prehistoria poética, aunque destaca por su estilo antihermético, en el ámbito de una corriente que propugna el retorno a la claridad expresiva. De 1954 es Poemas y antipoemas, su obra fundamental, compuesta por tres partes: Cantos a lo humano, Poemas y Antipoemas. En esta obra abandonó su poesía hasta entonces simbólica y desesperanzada por otra más folclórica, irónica, de acentos escandalosos y muy vinculada a la realidad. El libro fue acogido como una obra revolucionaria en el ámbito de la poesía hispanoamericana de aquellos años. Sobre todo en Chile, dominado entonces por el tono solemne y grandilocuente de Neruda, el coloquialismo del autor significó un profundo cambio e introdujo un modelo alternativo, abierto a la ironía y el humorismo. La antipoesía planteaba una reacción contra la función metafísica de la poesía y su sacralización y se adhería a una línea fundamentalmente antirromántica, comprometida políticamente y desmitificadora. A partir de allí se le conoció como el antipoeta por excelencia, lo que tuvo confirmación en La cueca larga (1958). Esta obra, que alude en su título al ritmo musical chileno por excelencia, desarrolla el tono antirretórico y popular, abriéndose a las canciones, también debido a la relación del poeta con su hermana, la célebre cantautora Violeta Parra. La década de 1960 fue especialmente activa en cuanto al número de publicaciones de Parra y brillante por sus aciertos. Versos de salón (1962) cambió el sujeto pasivo de los antipoemas por un sujeto activo, muy agresivo y delirantemente enérgico; Discursos, que apareció el mismo año, fue publicado de forma conjunta con Pablo Neruda. Le siguieron Manifiesto (1963) y Deux Poèmes (1963), en edición bilingüe en francés y castellano. La última fase de su poesía está representada sobre todo por Sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1977), seguida de Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1978). Inspirándose en un personaje extravagante de la actualidad chilena, el poeta creó a través de esta pantalla un efecto de extrañamiento. Al mismo tiempo, estas obras atestiguan la relación constante del autor con el mundo popular, del que extrae continuamente elementos sugerentes, en formas renovadas. La compilación Hojas de Parra (1983-1996) y Poemas para combatir la calvicie (1996) son sus más recientes publicaciones. Nominado muchas veces sin éxito para el premio Nobel, recibió en cambio muchos otros como el Internacional Juan Rulfo, el Prometeo de Poesía, el Municipal de Santiago, el Juan Said de la Sociedad de Escritores de Chile, el del Sindicato de Escritores de Chile, el Bicentenario y, en el 2001, el X Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.






martes, 25 de junio de 2013

Mujer que llora












ella llora con ojos anegados como esos patios
por donde corren las grandes lluvias
o las paredes en que las tormentas resbalan
extendidamente
el ancho de una mano sobre su nivel

sus pestañas son breves aleros
donde el agua se acumula
resbala sobre las mejillas
toma Ja forma de la cara
cubre cada pliegue
baja sobre los labios
entre los labios y el mentón
hasta llegar al encuentro de garganta y nuca

está impregnada entre las ropas
las frentes de otros apoyadas en las suyas
no la calman
una voz cálida la desata
moja con lágrimas plomizas un pañuelo calado
llora ávidamente
estirando sus pelos
enjuta y apagada
con duelo
con lujuria

es que su llanto empieza en los tobillos 
sube por las caderas
trepa
y le toma el pecho
hasta sentirlo fundido en láminas que se esparcen 
como olas que poco a poco se acercan y mueren 
a nuestros pies en la arena de las playas
y la arena las absorbe
hasta que queda fría y húmeda
se puede caminar
y las pisadas no se pierden

ella sigue llorando
va a caballo
va a pie
en la puerta
abriendo la puerta
por las escaleras
cada piso
el primero y el tercero
el segundo y el quinto
al firmar una carta
al bañarse
contra los pianos
junto a los retratos
tapando la voz de quienes le hablan de amor
con los puños en los ojos
con los zapatos plateados
con el otro vestido
en la enorme luz de la noche abierta
en el bosque entre estatuas
en el piso de las estrellas
llora por un modo de ser
una apostura
por un hombre que la mira entre mármoles con su vestido
griego

está apoyada en un ángulo
sus manos corren su frente
su brazo es un giro
su blusa es de satén
está brillante
tiene el corpino mojado
está desnuda
está en el suelo
está vestida
no tiene ropa
tiene la camisa celeste
la espalda angosta
la voz quebrada
del que cruza y se va
del que parte y no vuelve

(de: El día de la vida,
Ed. del Dock, 2012)

Clara Fernández Moreno



Clara Fernández Moreno nació en 1930 en Buenos Aires. Sus padres fueron Dalmira López Osornio y Baldomero Fernández Moreno, poetas. En su juventud, su casa familiar de la calle Chile fue el centro de tertulias literarias y artísticas, como la que dio origen al movimiento Poesía Buenos Aires. Allí se reunió, junto a sus hermanos César y Manrique, con los poetas Raúl Gustavo Aguirre, Nicolás Espiro, Jorge Enrique Móbile, Mario Trejo y Rodolfo Alonso, entre otros. En 1964 se casó en Venezuela con el escritor y publicista argentino Juan Antonio Vasco, con quien tuvo dos hijas. Residió en ese país hasta 1968, fecha en que regresó a la Argentina. Junto a Vasco, compartió también activamente el grupo de poetas surrealistas argentinos. Licenciada en Letras, se desempeñó como periodista y docente. Dictó talleres literarios y actuó como coordinadora del área cultural del Museo Ricardo Rojas, convocando a destacadas personalidades de la literatura. Algunas de sus obras incluyen el ensayo preliminar y selección de poemas de la antología Setenta Balcones y Ninguna Flor, junto a Estela Souza de Turcato, editorial Magisterio del Río de la Plata, 1991. Con la misma autora realizó diversas colecciones sobre la vida de místicos, como Reflexiones de Anthony de Mello, y Adventistas del Séptimo Día, Editorial Lumen, 1992. En colaboración con Marta Giménez Pastor escribió Caja de Sorpresas, libro de lectura para la escuela primaria (Editorial El Ateneo, 1995). Su libro "El día de la vida" obtuvo el Premio Municipal de Poesía Inédita en el bienio 80/81, y fue editado por Arturo Cuadrado en 1984.






domingo, 23 de junio de 2013

Esa foto
















Callecita de un pueblo escondido 
en un recodo de mí, allá 
donde entró en el pasado lo que pasó 
pero sigue estando en una foto.

Hay una fila de casas
achatadas bajo harto cielo.
No hay árboles ni gente pero al fondo
se ve un jinete yéndose.

Un jinete que no acaba de irse
y ahí está. Soy yo
como alejándome para no volver,
pero no avanzo porque la nostalgia
lo agarra de la cola al caballo
y lo tiene ahí, fijo, para que no me aleje.

Es nomás que me fui. Sí, ya sé, 
la foto qu' estoy mirando 
no quiere que me haya ido, 
eso es todo





Jorge Leónidas Escudero




Jorge Leonidas Escudero. Poeta argentino. Nació en 1920 en la provincia de San Juan, donde reside. Comenzó a publicar recién a los cincuenta años. Poemas suyos y referencias a su obra aparecen en diarios y revistas del país y del exterior. Obtuvo Premios y Distinciones de diversas entidades culturales nacionales e internacionales. La Fundación Argentina para la Poesía lo destacó como Miembro de Honor por la Provincia de San Juan y la Municipalidad de la Ciudad de San Juan, lo distinguió por su trayectoria cultural. El Honorable Senado de la Nación le otorgó el Diploma de Honor. La Universidad Nacional de San Juan le otorgó en 2006 el título de Doctor Honoris Causa. Publicó los siguientes libros: La raíz en la roca (1970) ; Le dije y me dijo (1978); Piedra sensible (1984); Los grandes jugadores (1987); Basamento cristalino (1989) ; La raíz en la roca (Antología editada en México) y Umbral de salida (1990); Elucidario (1992) ; 1993: Jugado (1993) ; Aires de cordillera (Álbum de catorce composiciones de proyección folklórica cuyana, con música de José Luis Aguado Castro, 1994); Cantos del acechante (1995); Viaje a ir (1996); Caballazo a la sombra (1998); Dibujos-poemas (23 dibujos de Malena Peralta y sendos poemas del autor. Edición especial de la Universidad Nacional de San Juan, 1999); Aguaiten (2000); Senderear (2001) y Le dijo y me dijo (Antología editada en México por Ediciones Azafrán y Cinabrio, 2006). En Ediciones en Danza publicó: A otro hablar (Antología , 2001): Verlas venir (2002); Andanzas mineras (72 poemas relativos a la minería extraídos de sus obras anteriores) y Endeveras (2004) ; Divisadero (2005), Tras la llave (2006) y Poesía completa, en Ediciones en Danza, 2011.







viernes, 21 de junio de 2013

Caso de atar





¿Es lógico decirme
que no hay que enamorarse de la mujer del prójimo? 
¿Acaso el corazón entiende de taparse ojos, 
cerrar boca y tragarse tu nombre?

¿Acaso es tarde para que se me, en los dedos,
un ansia de acariciarte exista?
Muerto
he de sacar la mano todavía al viento
para sembrar lo que me abunda.

¿Acaso vas a impedirme el gesto
de llamar al amor en tu oscura calle?
Conserva vos lo tuyo, tus costumbres, tu nido;
yo andaré como quiera. Suelto, violín de un grillo,
al buscarte a vos
amo a la hembra inmensa que es la vida.






Jorge Leonidas Escudero (Argentina, San Juan, 1920)






miércoles, 19 de junio de 2013

PARAR LA OREJA






Como las orejas del gato 
que hacia cualquier ruido apuntan 
así escucho hacia adentro de mí 
qué dice el palpito.

Hago así porque él sabe
si aparece o no la chispa. ¿Qué chispa?:
la que ilumina lo oscuro.
Más no se puede decir
porque es difícil de explicar.
De ahí que yo cace conocimiento oculto
con como orejas de gato estar atento
a ver qué pasa en el centro de mí.

Y esta es la brújula es para definir qué;
es la corazonada es; pero no nos engañamos
a veces y nos desoímos
cuando la mente bruta habla
y su voz tapa
a la voz del palpito en el centro de uno.





Jorge Leonidas Escudero (Argentina, San Juan, 1920)







lunes, 17 de junio de 2013

ANFIÓN




















Habitamos una casa de papel. 
Tu hogar está hecho de piedra 
y el mío de ladrillo. 
Pero habitamos una casa de papel.

Los muros de nuestra casa de papel 
son páginas arrancadas de libros; 
el techo es gótico, oscuro. 
Habitamos una casa de papel.

Los vidrios de las ventanas
son un verso o una elegía:
las lágrimas por amor, o contenidas
habitamos una casa de papel.

La expresión de pena o pérdida 
pasada, cuando estábamos distanciados, 
distrae nuestro actual sentimiento. 
Habitamos una casa de papel.

Llovió en la Ciudad Nueva. 
Cenamos. Tu mano casi tocó 
la mía. Encontré mi corazón. 
Habitamos una casa de papel.

En Rye nos despertamos con las campanas 
y caminamos en calles de adoquines. 
Iba con gran temor. 
Habitamos una casa de papel.

En Penshurst, avenidas 
de otoño conducían a la primavera, 
¿cuál fue el hechizo? Tus ojos. 
Habitamos una casa de papel.

Chatsworth, Manchester, 
mi pulso late en tus muñecas 
tenso como un verbo para estar 
vivo en una casa de papel.

¿Qué hacemos para convertir 
las páginas de este espacio 
en cemento, ladrillo y piedra? 
Habitamos una casa de papel.

En esta página que escribo casa 
hecha sólida, de la piedra, 
y en ella, mi querida, los dos 
que habitamos una casa de papel

desempaquen sus vidas y enciendan 
un fuego en el hogar y apunten 
sus suelas a las llamas. Si ahora 
habitamos una casa de papel,

también podemos darle forma 
de farol cuyo cálido fulgor
Se derrama en la hierba y en la nieve. 
Habitamos. Una casa de papel.

Créeme que estas duras piedras 
se posan en la lengua como palabras 
que son ciertas, y no por mucho tiempo 
habitaremos una casa de papel

pero en una casa que construimos 
con el tacto, y horas, y nucas, 
mis labios trepándose a tu pecho. 
Los muros de nuestra casa de papel

en la madrugada se volverán un lugar 
difícil y posesivo para estar 
enamorados, y un corazón junto a otro. 
Habitamos una casa de papel

de cuyas páginas dibujaremos 
una amplia residencia. 
Plegados y guardados tendremos 
los muros y las pizarras de papel

de la casa en la que habremos vivido una vez
y el amor se habrá convertido en esto, 
sólido, fabuloso. 
Habremos habitado una casa de papel.



Michael Schmidt

(Traducción: Matías Serra Bradford)

AMPHION

We live in a paper house. 
Your dwelling's made of stone 
And mine, a place of brick.
But we live in a paper house.

The walls of our paper house 
Are pages ripped from books; 
The ceiling's gothic, dark. 
We live in a paper house.

The window panes are each 
A verse of a poem or lament: 
Tears of love gone, or refrained 
We live in a paper house.

Utterance of grief or loss 
from before, when we were apart, 
Averting our present heart. 
We live in a paper house.

In the New Town it rained.
We dined. Your hand touched mine
Almost. I found my heart.
We live in a paper house.

In Rye we woke to bells 
And walked on cobbled streets. 
My heart was in my mouth. 
We live in a paper house.

At Penshurst, avenues 
Of autumn led down to spring, 
What was the spell? Your eyes. 
We live in a paper house.

Chatsworth, Manchester, 
My pulse beat in your wrists 
Tense as a verb to keep 
Alive in a paper house.

What do we do to turn 
The pages of this space 
To mortar, brick and stone? 
We live in a paper house.

On this page I write home 
Made solid, out of stone, 
And in it, my dear, the two 
Who live in a paper house

Unpack their lives and strike 
A fire in the hearth and turn 
Their soles to the glow. If now 
We live in a paper house,

We can reshape it to
A lantern whose warm glow
Spills on the lawn and the snow. 
We live. In a paper house,

Believe me, these hard stones 
Light on the tongue like words 
Are true, and not for long 
We'll live in a paper house

But in a house we build 
Of touch, and hours, and napes, 
My lips climbing your breast. 
The walls of our paper house

At dawn will have turned to a hard 
And holding place to be 
In love, and heart to heart. 
We live in a paper house

Out of whose pages we'll draw 
An ample residence. 
Folded away we'II keep 
The walls and the paper slates

Of the house where once we dwelt 
And love transformed to this, 
Solid, fabulous. 
We lived in a paper house.



Michael Scmidt. Poeta inglés. Nació en México en 1947. Fundador y Director de la Editorial Carcanet Press y editor de PN Review. Estudió en Harvard y en Wadham College, Oxford. Es profesor de poesía de la Universidad de Glasgow. Durante años fue profesor en la Universidad de Manchester. Se ha destacado como ensayista, traductor y antólogo. 
En poesía ha publicado entre otros: Era mi árbol (1970); Un cambio de Asuntos (1978); El amor de los extraños (1989) y La resurrección de la carne (2007). 
En crítica publicó entre otras obras: Los grandes poetas modernos (2006); Lectura de Poesía Moderna (1989) y Vidas de poetas (1998).





sábado, 15 de junio de 2013

UN PEQUEÑO LIBRO NEGRO DE COSAS OSCURAS




















Tierra húmeda oscura
     y plantas echando raíz

     en ella / Lugar oscuro 
alrededor del ojo

   del grajo / Detalles de un
cuerpo humano, entrevistos

en un monitor, oscuros /
     Corazón oscuro de un naranjo

ficticio / Las venas oscuras 
de una chimenea adonde

    las abejas no viven / Noche 
oscura sin aviones

en vuelo / Corazones oscuros 
de amapolas escarlata /

     Oscuridad de la mente, 
donde el pensamiento

no brota / Murciélago
     cruzando por delante

de la luna, su forma 
     oscura / Ventana

        oscura donde la luz 
acaba de apagarse /

Contra la caída del sol, nubes 
     oscuras llegan

del oeste / Oscuridad 
del Si menor /

     En el fondo de las tripas, 
una zona oscura / Tu

     rostro oscuro reflejado 
         en el agua /

Vencejos
     atraviesan los rayos del sol,

         flechas de 
oscuridad / Árboles

     vueltos oscuros
            por el viento contra

un cielo luminoso



Richard Caddel

(Traducción: Matías Serra Bradford)

A LITTLE BLACK BOOK OF DARK THINGS

Dark wet earth
with plants rooting

in it /Dark place 
around a jackdaw's

eye / Parts of a
human body, seen

on a scan, are dark / 
Dark heart of mock

orange tree I Chimney's 
dark veins where

no bees live / Dark
night with no planes

flying / Dark hearts
of scarlet poppies /

Mind's darkness, 
where no thought

comes /
Bat
     flying across
moon, its dark 
shape / Dark

window where light 
has just gone out /

Against sunset, dark
clouds roll in

from west I Dark 
of B minor /

At base of gut, 
a dark space / Your

dark face reflected 
in water /

Swifts
across sunlight,

arrows of 
darkness / Trees

thrown dark
by wind against

bright sky



Richard Caddel nació en Bedford, en 1949 y creció en Gillingham , Kent. Fue un poeta, editor y redactor y una figura clave en el renacimiento de la poesía británica . Estudió música, literatura e historia en la Universidad de Newcastle. Trabajó como bibliotecario en la Universidad de Durham, en la que crearía un centro de estudios en homenaje a Basil Bunting, de quien recibiría su principal influencia.
Algunos de sus libros: Quiet alquimia (1976); Poemas de verano (1986); Tiempo incierto (1990) Por los caídos (2000) y el último, La escritura en la oscuridad (2003), al que pertenece el poema que publicamos. Caddel murió en 2003. 




jueves, 13 de junio de 2013

Rosa blanca














me entregaste una rosa blanca 
colocaste la lámpara sobre la estufa 
se prendió fuego 
el I Ching dijo 
trueno sobre el lago 
rayo en Baker Street

encendí la hornalla
y explotó una mecha
resplandor azul
ves
la experiencia entera
es eléctrica


WHITEROSE

you gave me a white rose 
put the lamp on the stove 
it caught fire 
the I Ching said 
thunder above the lake 
lightning in Baker Street

switched on the cooker
and blew a fuse
blue flash
you see
the whole experience
is electric




LÁPIZ

toma esto 
para despertar

y que la serpiente 
desenrosque

el pensamiento 
con gracia

deja que esta herramienta cotidiana 
afine la costumbre

que le dé
a la mano un papel

la conciencia
es
una intervención digital

soné una vez
que una lapicera escribía

tinta iluminada 
como neón

que tus palabras
resplandezcan como la corriente de un río
después de la lluvia

de tanto en tanto 
piensa en mí 
cuando lo sostengas




PENCIL

take this 
to awake

and snake 
unsprung

thought 
with grace

let this common tool 
fine tune custom

make such 
apart of hand

awareness
is
a digital audit

I once dreamt 
a pen wrote

illuminated ink 
like neon

may your words 
glow a river rush 
after rain

sometimes 
think of me when 
you hold it



Tom Pickard

(Traducción: Matías Serra Bradford)



Tom Pickard. Poeta, nacido en 1946, en Newcastle upon Tyne , Inglaterra fue un iniciador importante del movimiento conocido como el renacimiento de la poesía británica .Trabajó en radio y realizó documentales.  De 1963 a 1972 dirigió las lecturas de poesía en Morden Tower -en la que leyeron Allen Ginsberg, Robert Creeley y Ed Dorn- y de 1963 a 1973 llevó adelante la libería Ultima Thule.Algunos de sus libros son: En lo alto de las paredes (1968), la Orden de la suerte (1971), Fuckwind (1999), New and Selected Poems (2002), Los oscuros meses de mayo (2004) y Balada de Jamie Allan (2007).




martes, 11 de junio de 2013

En el restaurante chino














Era bueno porque nunca fuimos,
en todos esos años juntos. No necesitábamos ir
aunque podíamos hablar de él y entonces permanecíamos
felices juntos en un lugar que habíamos vuelto
tan pequeño y falto de aire que no podíamos irnos.
Pero podíamos pensar en él y decir: «Tal vez
vayamos algún día». Pero no había manera
porque así vivíamos y habíamos perdido todos los mapas.
Se hizo más perfecto a medida que pasaron los lentos años
como si ya estuviéramos allí. Un buen día
si mirábamos lo veríamos todo a nuestro alrededor.
Estaríamos dentro de él, aún viejos y grises.

Y entonces una noche, en ese restaurante desaparecido
con mozos chinos alrededor, tomamos
el menú en chino y comprendimos
cada palabra. Cuando
los mozos sonrieron fue una revelación.
Se veían tan nítidos mientras los vasos se llenaban lentamente.



Ian Crichton Smith

(Traducción: Matías Serra Bradford)

IN THE CHINESE RESTAURANT

Because we'd never go there, it was good, 
those years together. We'd never need to go 
though we could talk of it and so we were 
happy together in a place we'd made 
so small and airless that we couldn't leave. 
But we could think of it and say, 'Perhaps 
we'll go there someday.' But we could not go 
for as we lived so we'd lost all the maps. 
It grew more perfect as the slow years passed 
as if we were there already. One fine day 
we'd find it all around us if we looked. 
We would be in it, even old and grey.

So that, one night, in that late restaurant
with Chinese waiters round us we picked up
the menu in Chinese and understood
every single word of it. It was
a revelation when the waiters smiled.
They looked so clear as the glasses slowly filled.




Iain Crichton Smith (1928-1998), Nació en Glasgow, pero se crió en la isla de Lewis y gran parte de su poesía se basa en la estricta cultura Presbiteriana de la isla, y su protesta en contra de ella. Escribió tanto en gaélico y en Inglés, novelas y cortos de ficción, así como muchos libros de poesía. Desde 1952 trabajó como maestro en Clydebank. Escribió entre otros libros: La ley y la gracia (1965); Aldea en otoño (1972); Los cuadernos de Robinson Crusoe (1975); Selected poems (1985) y El rostro humano (1996).



domingo, 9 de junio de 2013

SAPO
















Deja de verte como una cartera. ¿Cómo es que una cartera 

podría aplastarse bajo una puerta desvencijada y permanecer, 
completamente satisfecha, en la casa de un hombre?

Subes gateando hacia mí en cuatro patas -
mano derecha, pie izquierdo, mano izquierda, pie derecho.

Te adoro por ser un sapo,
por arrastrarte como un luchador japonés,
y por carecer de miedo.

Te coloco en mi mano, sin cerrarla, 
y te apoyo afuera simplemente bajo 
todas las estrellas.

¿Una joya en tu cabeza? Sapo,
has colocado una en la mía,
un resplandor diminuto en un sitio oscuro.



Norman MacCaig

(Traducción: Matías Serra Bradford)

TOAD

Stop looking like a purse. How could a purse 
squeeze under the rickety door and sit, 
full of satisfaction, in a man's house?

You clamber towards me on your four corners 
right hand, left foot, left hand, right foot.

I love you for being a toad,
for crawling like a Japanese wrestler,
and for not being frightened.

I put you in my purse hand, not shutting it, 
and set you down outside directly under 
every star.

A jewel in your head? Toad,
you've put one in mine,
a tiny radiance in a dark place.




Norman MacCaig (Edimburgo, 1910-1996). Se educó en la Royal High School y estudió a los clásicos en la Universidad de Edimburgo. Excelente pescador y hombre de un gran ingenio, despreciaba a los pomposos y engreídos. Se definía como Calvinista zen. Su primera colección de poemas "Far Cry", fue publicada en 1943.Otros libros: La habitación del mundo (1974), Árbol de cuerdas (1977), La ley de la igualdad (1980), Voice over (1989). En 2005 se reunió su poesía completa.




viernes, 7 de junio de 2013

UN MONJE IRLANDÉS, EN LINDISFARNE, HACIA 650 D.C














.
Una vacilación de la marea 
traiciona a diario a esta isla.

En lona, durante el crepúsculo
(hace tiempo, ¿hace cuánto?)
a menudo (¿sucedió?)
vi al Señor caminar sobre el oleaje entre las gaviotas,
exclamando: «Ven, siente júbilo en Mí».

Sí, con estos ojos.

Ahora, sobre extrañas rocas 
(suavemente, a través de la pared) 
haciendo eco, ruge el mismo mar.

El detalle es mi tarea. 
En la capilla, verso a verso -
en la cocina, tajada a tajada -
con mi pluma, palabra a palabra -

por medio de la imitación, 
de la iluminación.



Gael Turnbull

(Traducción: Matías Serra Bradford)


AN IRISH MONK, ON LINDISFARNE, ABOUT 650 A.D.

A hesitation of the tide 
betrays this island, daily.

On lona, at dusk
(ago, how long ago?)
often (did it happen?)
I saw the Lord walking in the surf amidst the gulls,
calling, 'Come. Have joy in Me'.

Yes, with these eyes.

Now, on strange rocks 
(faintly through the wall) 
echoing, the same sea roars.

Detail is my toil. 
In chapel, verse by verse -
in the kitchen, loaf by loaf-
with my pen, word by word -

by imitation, 
illumination.



Gael Turnbull. Poeta nacido en Edimburgo, en 1928, pero que creció al norte de Inglaterra, por lo que se lo considera un poeta inglés. Vivió largas temporadas en E.E.U.U. y Canadá. Estudió ciencias naturales y se graduó en medicina. Se lo asocia con la escuela del Black Mountain. A Gathering of Poems, 1950-1980, se publicó en Anvil Press, en 1983. Murió en 2004.



miércoles, 5 de junio de 2013

POR QUÉ DEJARON DE CANTAR




















Dejaron de cantar porque 
recordaron por qué habían empezado

pararon porque
estaban cantando demasiado bien

cuando pararon aguardaban 
un silencio que pudieran oír.

Si hubieran cantado durante más tiempo 
la gente no habría sabido qué decir.

Pararon por el temor 
a cantar para siempre.

Pararon porque vieron al mundo entumecido 
volverse turbulento

lo vieron comenzar
a elaborar una pregunta.

Enseguida pararon de cantar 
mientras quedaba tiempo.



Roy Fisher

(Traducción: Matías Serra Bradford)


WHY THEY STOPPED SINGING

They stopped singing because
they remembered why they had started

stopped because
they were singing too well

when they stopped they hoped for 
a silence to listen into.

Had they sung longer
the people would not have known what to say.

They stopped from the fear 
of singing for ever.

They stopped because they saw the rigid world 
become troubled

saw it begin 
composing a question.

Then they stopped singing 
while there was time.




Roy Fisher, poeta y  pianista de jazz británico (Birmingham, 1939). Fue uno de los primeros escritores británicos que absorvió la poética de William Carlos Williams y los poetas del Black Mountain en la tradición poética inglesa. Fisher fue un precursor fundamental del renacimiento británico de la poesía. Estudió en la Universidad de Birmingham. De 1963 a 1982 estuvo vinculado a la educación.Aficionado a la jardinería. Algunos de sus libros: City, 1961; The cut pages, 1971; A furnace, 19986;Birmingham River (1994) y Standard Midland (2010).