miércoles, 20 de diciembre de 2017

BORRADORES

EL FRACASO

Se puede saber como nadie lo que es el fracaso,
se puede ser un acróbata del fracaso y asegurar
que lo peor está por venir, y que sea lo que sea
aquello que venga, no hará olvidar lo malo
que ya pasó o acaba de pasar.

También , en un acto de piedad, hay quienes
se ofrecen para desalentarnos con el triunfo
sin hacernos desistir de nuestro tonto orgullo.
Pero si el fracaso es el pozo, mientras haya
vida del pozo se sale hacie arriba y de esto
se puede hacer algo más que una especulación.
A veces interviene la abuela, que nos conoce
mejor que ninguno, y con todos y cada uno
de los años encima pone la nota apropiada:
-Mientras no se enamoren del dolor en vano...

Juan Carlos Moisés


CADA MAÑANA

lo hago como si fuera a producirse
un milagro salvaje
con un pie en el umbral de la derrota 
y otro en el callejón de la locura
lo hago ensuciando la verdad
trabajando en los bordes de un secreto minúsculo
lo hago en los intervalos de la conciencia
en los cajones del dormitorio
sobre la mesa del desayuno
lo hago sin vacilar
con la perseverancia de los fanáticos
y la codicia de los mendigos
lo hago con lentitud
sin inocencia
hundo cada mañana los dedos en la mierda
buscando una razón para vivir
y fracaso y lo hago
y fracaso
y lo hago


Laura Yasán


Santiago en ruinas, abril de 1992

No necesito nada más esta noche,
No quiero oír viejas anécdotas de poetas.
No sé si veré el futuro, si al menos
lo veré pasar por estos ojos.
Espero en la única gloria de los castrados.
Me abandonaré al silencio,
como un criminal abandona las armas y el placer
de la sangre.
***
Tengo un corazón.
Una vez por lo menos lo tuve.
Mi corazón tiembla por cualquier cosa.
Cualquier cosa lo hace temblar,
una gota de lluvia basta, una débil brisa.
Este corazón es como una explanada, como el desierto
curtido por el sol.
Ah, hasta dónde las palabras habrán de llevarme.
Mis pensamientos han estado totalmente equivocados.
Este corazón iba a un lugar,
yo a otro.
Malu Urriola


¿Hubo un Jardín o fue el Jardín un sueño? 
Lento en la vaga luz, me he preguntado, 
Casi como un consuelo, si el pasado 
De que este Adán, hoy mísero, era dueño,
No fue sino una mágica impostura 
De aquel Dios que soñé. Ya es impreciso 
En la memoria el claro Paraíso, 
Pero yo sé que existe y que perdura,
Aunque no para mí. La terca tierra
Es mí castigo y la incestuosa guerra 
De Caínes y Abeles y su cría.
Y, sin embargo, es mucho haber amado,
Haber sido feliz, haber tocado
El viviente Jardín, siquiera un día.

Jorge Luis Borges






No hay comentarios: