miércoles, 7 de diciembre de 2016

ISLAS





























Para Margaret

Sencillamente para darles un nombre existe la prosa
de quienes llevan un diario, darte un buen nombre
entre lectores que gustan que el viajero alabe
por igual sus relaciones sexuales y las playas.
Pero las islas sólo pueden existir
si hemos amado en ellas. Yo busco,
tal como el clima busca su estilo, escribir
un verso crujiente como la arena, claro como la luz solar,
frío como la ola encrespada, corriente
como un vaso de agua en las islas;
pero luego, lo mismo que quien lleva un diario,
saboreo sus cuartos tomados por fantasmas de sal
(tu cuerpo que deshace el mar plisado
en sábanas revueltas), cuyos espejos se ven privados
de nuestras imágenes que se acurrucan cuando duermen,
como palabras que el amor había esperado usar
borradas con las páginas de la marea.

Pues, como quien escribe un diario en la arena,
tomo nota de la paz con que embelleciste 
ciertas islas, bajando
por una angosta escalera para encender las farolas
contra el rumor del rompiente nocturno, protegiendo
un incierto mechero incandescente con una mano,
o nada más pelando el pescado para la cena,
cebollas, lucio, pan, pargo colorado,
y en cada beso el agrio sabor de la mar;
y también cómo fuiste creada al claro de luna
para estudiar por encima de todo la indomable paciencia
de las mareas, aunque parezca tiempo perdido.



Derek Walcott
(Traducción: José Luis Rivas)

ISLANDS

[For Margaret]


Merely to name them is the prose
Of diarists, to make you a name
For readers who like travellers praise
Their beds and beaches as the same;
But islands can only exist
If we have loved in them. I seek,
As climate seeks its style, to write
Verse crisp as sand, clear as sunlight,
Cold as the curled wave, ordinary
As a tumbler of island water;
Yet, like a diarist, thereafter
I savour their salt-haunted rooms
(Your body stirring the creased sea
Of crumpled sheets), whose mirrors lose
Our huddled, sleeping images,
Like words which love had hoped to use
Erased with the surf’s pages.

So, like a diarist in sand,
I mark the peace with which you graced
Particular islands, descending
A narrow star to light the lamps
Against the night surf’s noises, shielding
A leaping mantle with one hand,
Or simply scaling fish for supper,
Onions, jack-fish, bread, red-snapper;
And on each kiss the harsh sea-taste,
And how by moonlight you were made
To study most the surf’s unyielding
Patience though it seemed a waste.






lunes, 5 de diciembre de 2016

TRABAJOS EVENTUALES, UN BULL TERRIER


























Te preparas para una tristeza,
y llega otra.
No es como el clima,
es imposible prepararse,
la falta de prevención lo es todo.
Tu acompañante, la mujer, 
la amiga de un costado,
el niño del otro,
y el perro,
por ellos nos estremecemos,
miramos hacia el mar y estimamos 
que va a llover.
Tendremos que prepararnos para la lluvia;
no relacionas
la cambiante luz del sol
con el ensombrecido laurel rosa
en el jardín marino,
el oro que abandona las palmeras.
No asocias esto,
las motas de llovizna
sobre tu piel,
con el gimoteo del perro;
el trueno no amedrenta,
el estar alerta lo es todo;
aquello que va detrás de tus pies
trata de decirte 
que el silencio lo es todo:
es más profundo que estar alerta,
tiene la profundidad del mar,
la profundidad de la tierra,
la profundidad del amor.
El silencio
es más potente que el trueno,
nos deja mudos y absortos
como animales que jamás articulan su amor
como nosotros lo hacemos, salvo
que se haga inefable
y deba pronunciarse 
con un sollozo,
unas lágrimas,
la llovizna que asoma a nuestros ojos
al no pronunciar el nombre del ser amado;
el silencio de los muertos,
el silencio del amor enterrado en lo más profundo
es el único silencio,
y si bien se expresa por bestia,
niño, mujer o amigo,
es el único amor, da lo mismo,
y su bendición más profunda
nace de su pérdida,
es su bendición, su bendición.



Derek Walcott (Castries, Santa Lucía, Antillas, Islas del Caribe, 1930) 

(Traducción: José Luis Rivas)


ODDJOB, a BULL TERRIER 

You prepare for one sorrow,
but another comes.
It is not like the weather,
you cannot brace yourself,
the unreadiness is all.
Your companion, the woman,
the friend next to you,
the child at your side,
and the dog,
we tremble for them,
we look seaward and muse
it will rain.
We shall get ready for rain;
you do not connect
the sunlight altering
the darkening oleanders
in the sea-garden,
the gold going out of the palms.
You do not connect this,
the fleck of the drizzle
on your flesh,
with the dog’s whimper,
the thunder doesn’t frighten,
the readiness is all;
what follows at your feet
is trying to tell you
the silence is all:
it is deeper than the readiness,
it is sea-deep,
earth-deep,
love-deep.

The silence
is stronger than thunder,
we are stricken dumb and deep
as the animals who never utter love
as we do, except
it becomes unutterable
and must be said,
in a whimper,
in tears,
in the drizzle that comes to our eyes
not uttering the loved thing’s name,
the silence of the dead,
the silence of the deepest buried love is
the one silence,
and whether we bear it for beast,
for child, for woman, or friend,
it is the one love, it is the same,
and it is blest
deepest by loss
it is blest, it is blest.




sábado, 3 de diciembre de 2016

ESTRELLA




















Si, a la luz de las cosas, te disipas, 
real, mas tenuemente sustraída 
en nuestro decidido y a propósito 
distanciamiento —luna que encendida se queda 
toda la noche en el follaje—, ojalá 
que sin ser vista alegres esta casa; 
oh estrella, doblemente compasiva, venida 
demasiado pronto para el crepúsculo, demasiado tarde 
para el alba, que tu llama clara 
conduzca lo peor de nosotros 
entre el caos 
con la pasión 
del simple día.



Derek Walcott (Castries, Santa Lucía, Antillas, Islas del Caribe, 1930) 

(Traducción: José Luis Rivas)


STAR

If, in the light of things, you fade
real, yet wanly withdrawn
to our determined and appropriate
distance, like the moon left on
all night among the leaves, may
you invisibly delight this house;
O star, doubly compassionate, who came
too soon for twilight, too late
for dawn, may your pale flame
direct the worst in us
through chaos
with the passion
of plain day.




jueves, 1 de diciembre de 2016

LA CASA


























Antes aquí hubo aliento sobre los cristales, olor a asado, el mismo rostro en el espejo. Ahora hay un museo. Han acabado con la flora bacteriana del suelo, vaciado los baúles, inundado las habitaciones de cera. Días y noches enteras las ventanas han estado abiertas. Los ratones evitan una casa tan ventilada. 
La cama pulcramente hecha. Pero nadie quiere aquí pasar ni una sola noche.
En el espacio que media entre su armario, su lecho y su mesa: la blanca frontera de la ausencia, tan precisa como el molde de su mano.




Zbigniew Herbert




Zbigniew Herbert (Lvov, Ucrania, 1924 - Varsovia, 1998). Poeta y dramaturgo polaco cuya producción, moderna y humanista, lo sitúa entre los grandes de la literatura contemporánea polaca junto a sus compatriotas Czeslaw Milosz y Wislawa Szymborska. De profunda formación humanística, ejerció diversas actividades dentro y fuera de Polonia, pero se mantuvo apartado de la vida pública hasta 1953, momento a partir del cual se dedicó a la literatura en exclusiva. Participó en los movimientos de oposición a la República Popular; en 1987 trasladó su residencia a París. Cultivador de la ironía y de la reflexión ética, consideró que éstos son los dos instrumentos de que dispone el ser humano para oponerse al fatum, origen de todas las desgracias e infelicidades, y consagró su actividad literaria a la indagación de los medios para sobrevivir en un mundo dominado por la barbarie. Entre sus libros de poemas pueden citarse Cuerda de luz (1956), Hermes, el perro y la estrella (1957), Inscripción (1969), Informe sobre la ciudad sitiada y otros poemas (1983) y Rovigo (1992). Su producción dramática (La cueva de los filósofos y La otra habitación) está recogida en el volumen Dramas (1970). El señor Cogito (1974), ha sido una de sus obras más aclamadas por la crítica. Escribió además textos radiofónicos y ensayos sobre el arte europeo; póstumamente se publicó Epílogo a una tormenta. En 1991 fue candidato al premio Nobel de Literatura.




martes, 29 de noviembre de 2016

ZONA LÍRICA


























Panorama sobre parque y muro a la luz del atardecer
como en Corot -piel de limón piel de mejilla empolvada tras el baile
ni gritos reprimidos ni apretones de sudadas manos ni ningún galopar
sólo el alma se convierte dolorosamente en una delicada telaraña
y perdura en el aire como la sonrisa de la Gioconda
o la de muchachas etruscas

como la sonrisa de la Esfinge 



Zbigniew Herbert (Lvov, Ucrania, 1924 - Varsovia, 1998)

(Traducción: Xaviero Ballester)
-Edición no  bilingüe-



IMAGEN: “La Koré del Peplo" (Museo de la Acrópolis de Atenas, 530-520 a. C.) 





domingo, 27 de noviembre de 2016

FLORES






















Flores brazados de flores traídos del jardín
Flores repletas de color carmesíes violetas azules
Arrebatadas a las abejas derrochan sus aromas
En el silencio de cera de la estancia lindando ya el invierno

Para quién estos pródigos presentes pródigos en demasía para quién
El cuerpo que desfallece la ventisca los pétalos que caen
Un cielo recosido en blanco la calma caliza del hogar
Las nieblas despliéganse por los campos Zarpan los barcos




Zbigniew Herbert (Lvov, Ucrania, 1924 - Varsovia, 1998)


(Traducción: Xaviero Ballester)
-Edición no  bilingüe-


IMAGEN: Gloxinias.



viernes, 25 de noviembre de 2016

LA PIEDRA





















La piedra es la criatura
perfecta

igual a sí misma
vigilante de sus fronteras

exactamente repleta
de pétreo sentido

con un aroma que a nada recuerda
a nadie espanta no despierta codicia

su ardor y frío
son justos y están llenos de dignidad

siento su duro reproche
cuando la apreso en mi mano
y su noble cuerpo
absorbe el falso calor

                -Las piedras no se dejan domesticar
                hasta el final nos mirarán
                con su mirada tranquila clarísima





UN PAÍS


En la misma esquina de este viejo mapa hay un país que añoro.
Es la patria de las manzanas, las colinas, los ríos perezosos, del vino 
agrio y el amor.
Por desgracia una gran araña tejió sobre él su tela
y con su viscosa saliva cerró las puertas del sueño.
Y es siempre así: el ángel con la espada de fuego, la araña 
y la conciencia.





Zbigniew Herbert (Lvov, Ucrania, 1924 - Varsovia, 1998)

(Traducción: Xaviero Ballester)
-Edición no  bilingüe-.







miércoles, 23 de noviembre de 2016

EL CUCLILLO































Un cuclillo gorjeaba en el abedul cercano, hacia el lado Norte de la casa. Era tan sonoro que al principio creí que era un cantante de ópera que imitaba a un cuclillo. Yo miraba asombrado al pájaro. Las plumas de la cola se movían de arriba abajo a cada tono, como la palanca de una bomba. El pájara saltaba en sus dos patas, se movía y gorjeaba hacia todos los puntos cardinales. Luego se elevó y voló hacia el lejano Oeste, maldiciendo en voz baja sobre las casas...El verano envejece y todo se une en un solo susurro apasionado. Cuculus canorus vuelve a los trópicos. Su tiempo en Suecia ha llegado a su fin. ¡No fue mucho! En realidad, el cuclillo es ciudadano de  Zaira...Yo ya no estoy tan interesado en viajar. Pero el viaje mi visita a mí. Ahora que me incrusto más y más en un rincón, ahora que los anillos de los años crecen, ahora que necesito gafas para leer. ¡Lo que sucede es siempre más de lo que podemos llevar con nosotros! No hay de qué asombrarse. Estos pensamientos me transportan tan fielmente como Susi y Chumba cargan la momia de Livingtone a través de África.

(No bilingüe)


MÚSICA LENTA

El edificio está cerrado. El sol entra por las ventanas.
y calienta la parte superior de los escritorios
que son tan fuertes como para cargar el peso del destino del hombre.

Estamos afuera hoy, junto a la extensa y ancha ladera.
Muchos llevan ropas oscuras. Uno puede estar al sol y cerrar los ojos
y sentir cómo es soplado lentamente hacia adelante.

Rara vez vengo hasta el agua. Pero ahora estoy aquí,
entre grandes piedras con espaldas pacíficas.
Piedras que lentamente han caminado hacia atrás de las olas.




Tomas Tranströmer


(Traducción: Roberto Mascaró)


LåNGSAM MUSIK


Byggnaden är stängd. Solen tränger in genom fönsterrutorna
och värmer upp ovansidan på skrivborden
som är starka nog att bära människoödens tyngd.

Vi är ute i dag, på den långa vida sluttningen.
Många har mörka kläder. Man kan stå i solen och blunda
och känna hur man långsamt blåser framåt.

Jag kommer för sällan fram till vattnet. Men nu är jag här,
bland stora stenar med fridfulla ryggar.
Stenar som långsamt vandrat baklänges upp ur vågorna.





Tomas Tranströmer. Poeta, psicólogo y traductor sueco nacido en Estocolmo, en 1931 y murió en la misma ciudad, en marzo de 2015. Debutó a los 23 años de edad con el poemario 17 Poemas (1954). Durante la década de los 60, Tranströmer fue acusado por poetas más jóvenes de estar de espaldas a las cuestiones de su tiempo. Se lo consideró demasiado poético y poco político; se consideró que había en su poesía demasiada contemporaneidad con Horacio y demasiada poca con Marx. Otras obras importantes suyas son Mörkseende (1970) y Stigar (1973). En 1990 sufrió un derrame cerebral que afectó su capacidad de hablar, y al día de hoy ha perdido incluso su capacidad sintáctica. Un año antes había publicado su décimo poemario Para vivos y muertos (1991). Luego de unos años de silencio publicaría La góndola fúnebre (1996). Es autor también de un libro de memorias Minnena ser mig (1993). Hoy día puede leerse a Tranströmer en, al menos, 51 idiomas diferentes. Y junto a Swedenborg y Strindberg, es uno de los escritores suecos que más ha influido en la poesía universal. La experiencia personal y propia juega en la poética de Tranströmer un papel preponderante: en torno a una simple imagen se abren puertas hacia juegos psicológicos e interpretaciones metafísicas. Su literatura ha ido conformando un almacenamiento artístico y humano, una imaginación surrealista en la que una huella es vista como una alfombra mágica, y las sombras de los árboles son números negros. Una poética en la que aparecen las fuentes antiguas, especialmente biblicas, y donde tanto la mística cristiana como la poesía barroca han vivificado sus versos. Le fue otorgado en Premio Nobel de literatura , en el año 2011. © Mónica Saldias





lunes, 21 de noviembre de 2016

ESTABA RADIANTE




























Estaba radiante porque su culo era todos los días adorado y los topetazos le dejaban las nalgas enormemente suaves, ella se ofrecía a todos aquellos que carecían de afecto, de ternura y sobre todo del desahogo físico necesario a todos los seres; ocurrió incluso algunas veces que se abriera a los animales, que la deseaban mucho, su cuerpo se había transformado a lo largo de los años en un receptáculo blando y sin edad; a veces, cuando la luz disminuía en intensidad, se podía, en un claroscuro solemne, adivinar el cuerpo y el rostro que había tenido de niña, su sonrisa siguió siendo la de un ángel; su culo divino era conocido en toda la comarca, y a veces los peregrinos que la habían visto en sueños hacían viajes y rodeos arriesgando su vida para poder conocerla y a su vez darle como se merecía, esperando poder contar esa historia a sus hijos, nietos y dentro de lo posible al pueblo entero, pero hete aquí que poca gente creía en su existencia y pensaba que se trataba de una leyenda para que los machos tuvieran aún ganas de fornicar con sus hembras a menudo muy feas a causa de la consanguineidad; a veces, regurgitaba en su sueño un poco del blanco líquido que le chorreaba entonces a ambos lados del rostro dibujándole una leve sonrisa inmóvil nacarada, pero era con las pelotas de sus innumerables parejas que Eloïse era más pícara, toqueteándolas como se toquetea una bolsa de bolitas, amasando con firmeza el paquetito de cuero justo antes de metérselo en su boquita flexible y húmeda, ese tesoro que hay que proteger, dos huevitos que mimar de lo frágil y especiales que son, una bolsa tan fina que corre el riesgo con cada patada de desgarrarse, esparciendo entonces los gansitos sedosos a los vientos demasiado fríos, al polvo que arruina los ojos -el otro par delicioso-, y a los vulgares picoteos de las palomas torcaces..., es con las mejillas repletas que Eloïse tiene los sueños más dulces, dulce Eloïse. 




Selçuk Mutlu



(Traducción: Laura Calabrese y Alejo Steimberg)


Selçuk Mutlu. Poeta y artista plástico belga de origen turco (Rocourt, 1975). Licenciado de la Academia de Bellas Artes de Lieja, ha ilustrado con dibujos y grabados numerosos libros de escritores belgas. Participó en diversas antologías, lecturas públicas y performances en Bélgica, Francia, Rumania, Italia y España, Junto con Jacques Izoard publicó e ilustró  en Francia, el libro de relatos: Les girafes du sud (La différence, 2003). 


IMAGEN: Fotografía artística de Bruno Bisang.


sábado, 19 de noviembre de 2016

ODA PARA HACER REÍR A CHARLES BUKOWSKI


























chau Hemingway chau Céline (ustedes murieron el mismo día) chau Saroyan chau viejo Henry Miller chau Tennessee Williams chau perros aplastados a lo largo de las autopistas chau a todo el amor que jamás funcionó chau Ezra siempre es triste siempre es triste cuando la gente da y les sacan acepto acepto y voy a darles mi coche y mi encendedor y mi cáliz de plata y el techo que retenía la mayor parte de la luvia chau Hemingway chau Céline, chau Céline chau Saroyan chau viejo Henry Miller chau Camus chau Gorky chau al equilibrista que se cae de la cuerda frente a los rostros petrificados primero luego elevados luego bajados luego desviados tenerle recor al sol, decía Jeffers, chau Jeffers, todo lo que puedo pensar es que la muerte de los buenos y de los malos es triste por igual chau D.H. Lawrence chau al zorro de mis sueños y al teléfono
fue más difícil de lo que podría haber esperado nunca chau Tony las dos toneladas chau Circo Volante hicieron lo que tenían que hacer chau Tennesse monstruo alcohólico de velocidad y labor
me tomo una botella de vino extra por ustedes
esta noche



Tristan Sautier 


(Traducción: Laura Calabrese y Alejo Steimberg)






Tristan Sautier nació en 1966 en Lieja, Bélgica, pero vive en Arlon desde hace muchos años. Poeta y ensayista, galardonado con dos de los premios literarios más codiciados de Bélgica, publicó los poemarios: Attouchement d’une écartelée, L’arbre à paroles 1991; D’une rive en feu, La Bartavelle 1992; Des serments qu’on adresse à la nuit, L’arbre à paroles 1993; Le temps interdit, Le Cormier, 1996; Claire Venise, Ed. L’Arbre à Paroles, Amay, 2000; Lettres brûlées à l’amoureuse, poèmes, Vallongues, 2000; Cinq petites odes, poèmes, Le Taillis Pré, Châtelineau, 2003; Reliefs (L’avant-critique 2), Ed. L’Arbre à Paroles, Amay, 2006; En terre étrangère, recueil de poèmes, en collaboration avec Marie-Claire Verdure, préface de Jacques Crickillon, Ed. L’Arbre à Paroles, Amay, 2007; y los libros de ensayos: Le piège du sacré,  L’Arbre à Paroles, Amay, 1996 y L’avant-critique (notes et entretiens 1991-1996) suivi de Sur Salah Stétié, Ed. L’Arbre à Paroles, Amay, 2000; entre otras obras.





jueves, 17 de noviembre de 2016

FOTOMATÓN 1

















nací en 1965, nací sin problemas en 1965, si hubiera nacido con problemas habría nacido igual en 1965, nací en 1965 con: todas mis orejas, todos mis ojos, todas mis manos, toda mi boca, no me faltaron brazos, dedos de la mano ni del pie en 1965, nací de una vez y por completo, ninguna parte de mí se quedó en el vientre de mi madre, me llevé todo al salir, me llevé al salir del vientre de mi madre me llevé de pasada me llevé: mi cabeza, mi tronco, mi sexo, mis miembros, era posible que naciera con una parte de menos, era posible en 1965 que dejara una parte de mí en el vientre de mi madre, pero no fue el caso, nací por completo y de una vez, hubiera podido nacer por partes pero entonces no habría nacido, no se puede nacer por partes, se nace de una vez y por completo o de una vez incompleto, no se nace de a pedazos, se nace como uno es de una sola vez, lo que uno olvida en el vientre de su madre, el pedazo de sexo que uno olvida, el pedazo de cabeza que uno olvida, el pedazo de boca que uno olvida, se perdió, olvidado, está acabado, no nacerá, no vendrá al mundo, se quedará en el vientre de mi madre o en el limbo, no se sabrá, ni siquiera, qué, aspecto, tenía, para nosotros, es como si no hubiera existido, para nosotros, no es un pedazo, que ha sido olvidado, para nosotros, es un pedacito que no vendrá, para nosotros, nos las arreglaremos sin él, para nosotros, se puede quedar a dormir, para nosotros habrá que vivir sin él, pero yo nací yo mismo con buena salud en 1965, no dejé nada en el vientre de mi madre, yo nací yo mismo como ella quería con: dos manos, diez dedos, dos ojos, una cabeza no demasiado grande, dos narinas, como mi papá había pedido, como mi mamá había pedido, soy desde entonces como mi padre, como mi madre, me hicieron, tengo el cuerpo humano que habían querido mi madre mi padre, dijeron al verme salir del vientre de mi madre, dijeron: uf menos mal se quedó nueve meses tiene un cuerpo humano , no posee un cuerpo gatuno, es humano no es un gato, si hubiera nacido en junio julio de 1965 habría recibido un cuerpo gatuno pero nací en noviembre de 1965, me alcanzó para parecer humano, me alcanzó para ser humano , y no una mula, mi madre habría sacado una mula de su vientre si yo hubiera nacido en 1966, en enero ferbrero o marzo abril de 1966, pero no, salí a tiempo en noviembre del 65 fue como mi madre padre me querían, recibí de ellos como querían un cuerpo humano, soy un hombre desde que nací, dejaba un pedazo de lengua en el vientre de mi madre igual era un hombre, soy un hombre en tanto que he nacido en 1965 durante el mes de noviembre del 65, cuando mi padre mi madre temían todavía que yo fuera un gato o una mula.




Vincent Tholomé


(Traduccción: Laura Calabrese  y Alejo Steimberg) 





Vincent Tholomé (Bélgica, Namur, 1965) Publicó Las Experiencias de John Cage y Kirkjubaejarklaustur (en editorial Le Clou en el hierro; Bang! (ed.Carte Blanche) y Photomaton (ed.Les carnets du dessert de lune, 2002), entre otros libros de poemas, además de numerosas plaquettes.Es performer. Participa frecuentemente de lecturas públicas e improvisaciones en dúo, trío y cuarteto. Dirige talleres de escritura para la revista Indications. 





martes, 15 de noviembre de 2016

COMO ESOS CABALLOS SALVAJES




























Como esos caballos salvajes que nadie
puede domar Norma demasiado hermosa
demasiado loca demasiado sola pechos podridos
por tu corazón dice el poeta
sabiendo que el corazón es como los caballos
salvajes arde de no poder más que huir
de lazos y codicias Ya no seas
Como esos caballos salvajes que nadie
puede domar salvo en la muerte
Estarás siempre demasiado desnuda


("onze muses")


MAGNIFICAT


No se ve se adivina
en algún rincón debe
estar el viejo L.F. Céline con
sus perros y su odio buscando
algún barco fantasma rengueando
en sus pieles Ahí más lejos también
profundamente viva la amante
de un Encuentro tiende su grupa
como si la bruma en toda su
extensión estuviera poblada por mis manos
Y luego en cada punto más blanco
vos podrías ser acurrucada como
lista para rajar parecida a todas
las bestias del pasado que guardan cautivo
el presente en sus ojos caducos. 




Tristan Sautier (Lieja, Bélgica, 1966)


(Traducción: Laura Calabrese y Alejo Steimberg)





domingo, 13 de noviembre de 2016

TERROR


















se necesitarían contraseñas para una reacción
si escribiera ahora: función trampa. o: certificado. o
si enumerara elementos químicos potencialmente peligrosos
si no abriera este mensaje. si tan sólo nos comunicáramos
a través de borradores. si no habláramos más por celular
y en vez de ello fuéramos expertos en tirarnos monedas
por las ranuras de teléfonos públicos. si cumpliera
con lo que me propuse. si tan sólo se tratara de ser político.
si tan sólo se tratara de ignorar la política como hasta ahora.
si te entendiera. si tan sólo supiera lo que querés decir
cuando me decís que querés decir lo que dijiste
si tuviera una clave pública y a pesar de todo secreta
nada de eso funciona. ni esto funcionó al final.



HIDDEN LIQUIDITY

en principio esta mesa está abierta a infinitas posibilidades
y siempre se filtra por las grietas un fluido
cuando algo no está (o no del todo) sellado, quizás
se acumula sin querer hasta que se diluye 
como soledad: su carácter es gotear.
en qué momento exacto comerciar se vuelve líquido.¿tengo que comerciar
para ser líquida? ¿son ser líquida y el comercio
lo que me sostienen?: un detalle. es -por regla- sólo
un detalle el que nos separa. suspenso ineludible:
decir que necesito algo. tengo que tener: esa única mirada sobre mis
botas. curva. temblar. delirio. nuestro ojo tiene
que palpar cuero imaginario sobre lo que después fijamos
lo que deseamos. importante: nunca sepas el precio
si sabés el precio se pierde la tensión. vos también jugás.
vos también gastás. vos apostás como si en esa mesa.
(estoy sentada debajo: te alcanzo las pieles de conejo)
tampoco conocemos nuestro volumen.eso se determina
al final. en qué moneda, da lo mismo, mientras uno cuente. 




Katharina Schultens

(Traducción: Cynthia Erica Quirós)


TERROR

es bräuchte schlüsselwörter für eine reaktion
wenn ich jetzt schriebe: falltürfunktion. oder: zertifikat. oder
chemische elemente aufzählte die potenziell gefährlich sind

wenn ich diese nachricht nicht öffnete. wenn wir nur noch
über entwürfe kommunizierten. wenn wir nicht mehr mobil
telefonierten und stattdessen vor wechselnden telefonzellen
meisterschaft entwickelten im münzeinwurf an einander

wenn ich mich an das hielte was ich mir vorgenommen hatte
wenn es nur darum ginge politisch zu sein. wenn es nur darum ginge
politik wie bisher zu ignorieren. wenn ich dich verstünde. wenn ich nur
wüsste was du meinst wenn du mir sagst dass du meinst was du sagtest

wenn ich einen schlüssel hätte der öffentlich wäre und trotzdem geheim
nichts davon funktioniert. auch das hier hat es schließlich nicht



HIDDEN LIQUIDITY


prinzipiell bleibt dieser tisch nach allen seiten offen
und immer sickert aus den ritzen wenn etwas nicht
bzw. nicht ganz dicht ist eine flüssigkeit. vielleicht
sammelt sie sich versehentlich bis sie verloren geht
als einsamkeit: deren eigenschaft ist tropfen

wann genau wird handeln liquide. muss ich handeln
um liquide zu sein. sind liquide sein und der handel denn
was mich eigentlich hält: ein detail. es ist – regel – stets nur
ein detail das uns trennt. unausweichliche schwebe:

zu sagen ich brauche etwas. ich muss haben: diesen einen blick
auf meine stiefel. kurve. zittern. wahn. das auge muss für uns
imaginäres leder abtasten an dem wir nachher festmachen
was wir begehren. wichtig: kenne dabei nie den preis

wenn du den preis kennst setzt die spannung aus. du spielst
doch auch. du gibst doch aus. du wirfst als ob an jenem tisch.
(ich sitze drunter: reiche dir kaninchenfelle hoch.)
auch kennen wir unser volumen nicht. das wird im nachhinein
bestimmt. in welcher währung – gleich. solange einer zählt





Katharina Schultens (Alemania, Kirchen, 1980) es poeta e investigadora. Estudió Ciencias de la Cultura en Hildesheim, St. Louis y Bologna. Publicó Aufbrüche (2004). Gierstabil (2011) y Gorgos portfolio (2014), de donde proceden los poemas que publicamos.  






viernes, 11 de noviembre de 2016

OTRA VEZ LOS DÍAS SE VAN HACIENDO MÁS CORTOS

















DIE TAGE  WERDEN LANGSAM / WIEDER KüRZER


Así como el silencio, más largo, aunque no más bello.
Como si, poco a poco, algo se hubiera terminado.
Algo que no se le puede pedir al vecino.

Falta algo importante, y falta que uno se atreva a hacer ruido.
E incluso con otras palabras esto no sería una canción que
alguien cantara para ti y contra su propio silencio.

Qué se podría decir del polvo sobre los párpados
del despilfarro de la nada, de las costas de la luz
sobre los techos oscuros. Sentados debajo,

preguntamos a las tejaspor sus junturas y la tormenta
y la quietud que viene después. Por lo que
está en el aire. Tenemos que aprender este asunto

de estar solos. Como se aprende el sol, o
la luvia, cuando la luz se refracta en las gotas como
una esperanza, bajo las alas de los gallos de las veletas.


***

PLATTENBAU, SOMEWHERE

MONOBLOCKS, SOMEWHERE

Aquí,
justo detrás de los monoblocks
han puesto una flor artificial.
Como prueba de que también un Estado débil
conoce los gestos
que importan.
Todavía se podría
decir más sobre eso:
sobre el paso del tiempo
cuando nadie progresa,
sobre la ternura
de un pomelo, por ejemplo.
Pero deberíamos dejarlo
ahí: la flor
reluce con colores de fetiche,
el rojo del horizonte duele.
Y bolsas vacías,
llevadas hacia la izquierda, flamean
como banderas blancas
en el viento ascendente.



Lydia Daher

(Traducción: Mario Caimi)





De madre alemana y padre libanés, Lydia Daher nació en Alemania en 1980. Creció entre Berlín y Colonia y, a contracorriente de los adolescentes de su generación, decidió mudarse a la menos popular ciudad de Augsburgo para volverse artista: poeta, cantautora, collagista. Hoy está radicada nuevamente en la capital alemana.  Suele trabajar en colaboración con otros artistas del campo de la música y de las artes visuales y ser curadora de eventos interdisciplinarios. Con un abordaje lúdico la poeta explora la densidad de palabras cotidianas, su peso específico y su especial materialidad visual y sonora. Para eso, recurre con frecuencia a la técnica del cut up, como en el libro de poesía y collage Und auch nun, gegenüber dem Ganzen - dies ("Y frente a todo, ahora encima esto") Por sus textos ha obtenido numerosas distinciones, y algunos de sus poemas se han traducido al árabe, polaco, chino cantonés, inglés y español. Entre sus últimos trabajos se cuentan el poemario nsgesamt so, diese Welt ("Dentro de todo, este mundo"); el álbum Flüchtige Bürger ("Ciudadanos fugitivos"); el EP Algier; el cuadernillo Kleine Satelliten ("Pequeños satélites") y Frisches Trauma ("Trauma reciente").






miércoles, 9 de noviembre de 2016

DOS PÁJAROS AZULES





























                          LIV. ANIVERSARIO 


                                                             A William Rothenstein 
                                 “Y tenía cincuenta años cuando me sucedió esto”.

Ya no creo en el lenguaje de las flores,
Aquel Pájaro azul para mí ya no canta.
Mis ojos se han cansado del color,
Estoy ya fatigado de las voces superfluas.

Lo digo de una vez, son los tristes cincuenta.
Edad madura mía, que por fruto me traes
La vista vacilante y la marcha insegura,
¡Tu follaje trae sólo hojas muertas y secas!

Pero amigos llegados de muy lejos
-Me dicen que ninguno es profeta en su tierra-,
No han querido alentarme sino sólo ofrecerme
Un poco de consuelo por mis lustros odiados.

Subieron a mi piso con flores en las manos,
Y con tono sincero y mejor intención,
Desearon con dulzura todavía más años
A mi ya tonta edad, y mejor salud.

Y mientras bebíamos por los buenos deseos
Ese vino de oro en el fino cristal,
Me pareció que en coro, de las voces,
Con música divina se elevaban los ramos;

Y ya que el pinzón en mi ventana
Y el canario, compañero de jaula,
Piaban tan alegres, creí reconocer
A mi Pájaro azul que cantaba en la fronda.




Paul Verlaine

(Traducción: Sandra Gudiño)



                          LIV. ANNIVERSAIRE 


                                                             A William Rothenstein 
                 “ Et j’avais cinquante ans quand cela m’arriva. » 


Je ne crois plus au langage des fleurs
Et l’Oiseau bleu pour moi ne chante plus.
Mes yeux se sont fatigués des couleurs
Et me voici las d’appels superflus. 

C’est en un mot, la triste cinquantaine.
Moirage mûr, pour tous fruits tu ne portes
Que vue hésitante et marche incertaine
Et ta frondaison n’a que feuilles mortes! 

Mais des amis venus de l’étranger,
-Nul n’est, dit-on, prophète en son pays -
Du moins ont voulu, non encourager,
Consoler un peu ces lustres haïs. 

Ils ont grimpé jusques à mon étage
Et des fleurs plein les mains, d’un ton sans leurre.
Souhaité gentiment à mon sot âge
Beaucoup d’autres ans et santé meilleure.

Et comme on buvait à ces vœux du cœur
Le vin d’or qui rit dans le cristal fin,
Il m’a semblé que des bouquets, en chœur,
Sortaient des voix sur un air divin;


Et comme le pinson de ma fenêtre
Et le canari, son voisin de cage,
Pépiaient gaiement, je crus reconnaître
L’Oiseau bleu qui chantait dans le bocage.




PÁJARO AZUL


hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quedate ahí adentro, no voy
a dejar que nadie te vea.
hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero yo le echo whisky encima y me trago
el humo de los cigarrillos,
y las putas y los meseros
y los marineros nunca se dan cuenta
que está ahí adentro.


hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo te quedás ahí o querés
traerme problemas?
¿o joderme con mis obras?
¿querés que se hundan las ventas de mis libros
en Europa?
hay un pájaro azul en mi corazón
que quiere salir
pero soy demasiado astuto, sólo lo dejo salir
a veces a la noche
cuando todo el mundo duerme.
le digo ya sé que estás ahí,
no te pongas triste.
luego lo vuelvo a meter,
y él canta un poquito
ahí adentro, no dejo 
que se muera del todo 
y dormimos juntos así
con nuestro pacto secreto.
Es tan tierno como 
para hacer llorar a un hombre, 
pero yo no lloro,
¿y vos?



Charles Bukowski

(Versión : un servidor)


BLUEBIRD

there's a bluebird in my heart that
wants to get out
but I'm too tough for him,
I say, stay in there, I'm not going
to let anybody see
you.
there's a bluebird in my heart that
wants to get out
but I pour whiskey on him and inhale
cigarette smoke
and the whores and the bartenders
and the grocery clerks
never know that
he's
in there.

there's a bluebird in my heart that
wants to get out
but I'm too tough for him,
I say,
stay down, do you want to mess
me up? 
you want to screw up the
works? 
you want to blow my book sales in
Europe? 
there's a bluebird in my heart that
wants to get out
but I'm too clever, I only let him out
at night sometimes
when everybody's asleep.
I say, I know that you're there,
so don't be
sad.
then I put him back,
but he's singing a little
in there, I haven't quite let him
die
and we sleep together like
that
with our
secret pact
and it's nice enough to
make a man
weep, but I don't
weep, do
you? 



Paul Verlaine nació en 1844, en Metz y murió en 1896, en París.
VER más poemas y biografía completa, aquí



Charles Bukowski nació en Andernach, Alemania -1920-y murió en Los Ángeles, E.E.U.U., en 1994). VER más poemas y biografía completa, aquí