lunes, 27 de marzo de 2017

DURAZNOS









































De repente te detuviste y

compraste tres duraznos

en una verdulería de un barrio cualquiera

tocaste las frutas, el color era hermoso

tenía zonas amarillas y el degradé llegaba al rojo oscuro

muy suaves en su punto

cuando las probaste se te transformó la cara

y disfrutaste de esa carne fresca

los vendedores eran dos

una mujer y un hombre

estaban inclinados sobre un recipiente

pelaban zanahorias y se miraban con deseo

interrumpiste la escena para comprar los frutos

y ellos lentamente reaccionaron

cuando les pediste que los laven

no podías esperar a llegar a casa

te gustó pensar que todas las frutas de esa verdulería

eran así de dulces y sabrosas

porque estaban contagiadas de la piel suave,

de la carne que no quiere descansar.



Olvidaste un durazno en mi casa

por alguna razón éramos dos

pero vos compraste tres.




María Paz Levinson 




María Paz Levinson. Poeta argentina. Nació en 1978 en San Carlos de Bariloche.  Publicó Ojos o Luces (1999), Blume (2001) y una traducción de El Bailarín de Hilda Doolittle (2000) en  Ediciones Deldiego, Un catálogo de todo lo que hay (2006)  en Gog y Magog y Cartas a Cactus, Ediciones Belleza y Felicidad (2008). Gracias a una beca, realizó el taller de poesía a cargo de Arturo Carrera, Teresa Arijón y Diana Bellessi y la beca de clínica de obra a cargo de Javier Adúriz en el Centro Cultural Ricardo Rojas, 2003. Desde entonces se dedica a su oficio principal: Es la mejor sommelier argentina, y una de las mejores del mundo. Así que brindemos, por ella,  y por la poesía que nos queda.




No hay comentarios: