miércoles, 8 de diciembre de 2010

ANTES QUE LA PALABRA...







Antes que la palabra encrucijada
tuviera otro sentido,
era seguro el sitio del camino
por donde me iba, entraba al pueblo.
Un portón con un galpón al fondo
pudo ser escenario adecuado
para un hombre mayor con deseo
en su valija,
casi tanto como la hija de mi padre
que no fueran mis hermanas,
una mosquita
muerta viva.
Retenido en un rincón -hay olor
a aceite, a grasa de motores
mezclada con la tierra- se revela
en un punto
como esa luz acrisolada, cegadora
en donde pone el ojo
la criatura. Recuerdo
encubridor o encrucijada o nudo
al que regresan mis pasos
desandándose
sobre la propia huella, inadecuada.
Así, la sombra que se engrosa como mujer
niña del ojo
del amo o sanguijuela. Cuerpo sombrío,
que no dará a la luz partes salientes
ni hijos
ni sacará de sí la fuerza necesaria
para parirse, ni irá a París, ni será
para nadie.
A la par de su padre como una sombra
y de su madre como la otra
no nombrada. Encrucijada
y todas las versiones
de una misma, que no puede partir
la diferencia.

(de:Seda terrestre)
Tomado de "Las 40"
poetas santafesinas
compiladas por
Concepción Bertone

Lelé Santilli


Lelé Santilli, poeta argentina. Nació en Armstrong, provincia de Santa Fe. Publicó el libro de poesía Seda terrestre (1992). Lele (María Esther) Santilli es rosarina por adopción. Vivió en Buenos Aires, donde coordinó talleres de escritura en un Hospital de Día. Ha escrito teatro y relatos. Actualmente reside en San Francisco de California, Estados Unidos de Norteamérica.