viernes, 14 de enero de 2011

Lo divino





Me amanecía entre libros raros
que hablaban de mi alcurnia celeste,
de cuando la muerte largara
fuegos artificiales hacia arriba
y yo me volvería Universo.

Otros me ofrecían asiento en una nube,
el cetro en la mano
y corona de rey hasta las orejas.
Otros nada, ni en muerte ni en vida.

Y me venía pensar: Tanto
que somos dioses dioses,
pero en verdad andamos a los palos
con nosotros mismos
o de rodillas veces y extendida mano
a días que se van mientras lloramos
en serio o a lo cocodrilo.

Mas mirándolo bien me dije acaso
sea cierto soy dios y puede ser
porque siento en la punta de la lengua
la verdad del mundo; nada más que todavía
no se me desprende.



Jorge Leonidas Escudero (Argentina, San Juan, 1920)



Algunos poemas más se pueden encontrar en el sitio de Ediciones en Danza; Javier Cófreces llegó a publicar 8 títulos de este autor, libros sumamente recomendables, por cierto.
Leer otros textos, aquí.