lunes, 6 de febrero de 2012

MAL DEL JUNCO




















Encendemos las brasas
para dejar que al río
vuelvan errantes los devotos de la costanera,
la bendición del junco y su mal.

El asado y el vino.
La comida resbala entre los labios.
Despertar es soñar la antigua hilera
de maderas y los hilos del pasto.

Tengo los pies hinchados, caminando hacia el sol
me detuve a impedir el tiempo entre los árboles.
Y lo vi vacilar entre las sogas de la ropa
tirándole pedradas que rebotan y pegan

en las chapas ocultas del yuyal,
relucientes a ratos por el sol
que las herumbra y las devora.
Todo es mampostería:

los albañiles falsos, el carbón envasado,
los automóviles estacionados a la vuelta,
las mujeres y yo, que paso inadvertida
y me pregunto qué verían los otros si me vieran.

Fruta de invierno, Corregidor, 1985.




BARRANCA

"el cielo que soñamos una vez..."
(Che, bandoneón, letra de Homero Manzi y música de Aníbal Troilo.)


Qué añade un día repetido a tantos días
cuando bajaba la barranca tentando con el pie
la dimensión del río.

¿Qué vuelve al horizonte si regreso
al punto de partida?
Frente a la hilera de edificios

los ojos turbios de un balcón,
detrás de una ventana,
desde una terraza,

a ras del suelo,
la frente,
de frente, siempre

es un cielo tembloroso el que espera.
Una tierra sembrada de máquinas
la que retumba.

¿Qué vuelve al horizonte?
La calle está vacía de gente
el gesto perdura.

Pentagrama, La Margarita, 2005.

Hebe Solves

Hebe Solves (1935-2009): poeta y narradora argentina; también fue docente y autora de libros pedagógicos. Se especializó en la problemática de la lectura y la escritura, trabajó como capacitadora docente y coordinó talleres literarios en los que produjo experiencias innovadoras. Sus libros de poesía son: En lugar del piano (1977), Sombra ajena (1981), Fruta de invierno (1985), Desalojados (1989), El fiel de la memoria (1994), Monólogos de mesa (con ilustraciones propias, 2001). Publicó también numerosos libros para chicos y jóvenes, libros de cuentos como El fantasma de la belleza (1983) y ensayos. Cuentos y poemas suyos aparecieron en diarios, revistas y antologías. Algunos de sus poemas para chicos fueron musicalizados por María Teresa Corral. Vivió siempre en Buenos Aires, salvo el tiempo en que trabajó como maestra rural. Parte de sus obras pueden ser leídas en http://www.solves.com.ar/solves.html