viernes, 24 de julio de 2015

RUIDO INVIERNO



















"Soñemos, alma, soñemos..." 
Calderón de la Barca, 
La vida es sueño


como navegar un río sin ver 
la orilla / como ser navegado 
por el río / ser el río 
y pretender llegar / soñar 
la orilla / el sueño de la orilla 
interminable / aparente / incierto 
movido por la corriente / la fe 
en que el río es agua y puede 
transportar una balsa / un cuerpo / 
y raramente al revés / la balsa 
transportar un río / el cuerpo 
ser soñado / ver



"Más tú por qué retomas a tanto ruido? 
¿Por qué non sales o subes al deleitoso monte 
qu 'es principio e'ocasión detodo placer?"
Enrique de Villena 
Versión de la Divina Comedia, 1401-1500?


¿por qué retornar
al ruido de las palabras / al ruido
que corre bajo las palabras como un río
animal que brama y deforma
las piedras a su paso /
por qué
no subir al confort de lo dicho /
a la televisión / las redes / las publicidades/
por qué descender
a la poesía que no pacta
con la oferta de realidad / con la moda
de creer demasiado en el poeta /
por qué
arrojarse al viaje de las sombras
y no firmar el virtual placer de ser imagen /
bufón de quien esperan
un canto dócil /
por qué
el ruido / la pena
por qué?



"El Decir de un poeta permanece en lo no dicho" 
Martin Heidegger, 
El habla en el poema


no hay palabra para ocupar los huecos
que la nieve deja en el invierno /
no hay más que una farsa para contentar
al espectador de sí mismo / poeta
que a ciegas ignora las huellas / las voces
que ya derribaron las murallas de su decir
la tradición lo traiciona / lo borra antes
que la nieve sea /
no hay imagen para ocupar los huecos
ní carteles / ni telenovelas / ni ofertas
el vacío rompe
desde abajo
deja que la poesía sea
un diálogo con el silencio




en la casa quedan
voces que corren por los fondos
con ojos de niño lejano
voces que nombraban al amor
mate cocido / tango / tarde bajo la parra
voces que no dicen / gritan
su propia ceniza
voces oscuras como el silencio de los cuervos
voces sabias como perros / palomas / ciruelos
voces con sabor a océano / a campo
con el calor de junios antiguos
voces que ya nadie escucha y arrasan
las topadoras de lo rancio
voces que saltan en los patios
dibujados con piedras / ranas / hormigas felices
voces confundidas entre llanto / barro / cañas
voces ahogadas en la noche que retumba
en el pozo donde no caben ya
las
palabras
voces enterrándose / esperando
que el viento llegue para limpiar el dolor
y no queden más que surcos
surcos y pájaros



Diego L. Garcia




Diego L. García nació en Berazategui, Buenos Aires, en 1983. Es Profesor en Letras, egresado de la Universidad Nacional de La Plata. Realiza investigaciones sobre literatura argentina del siglo XIX y ha escrito numerosos trabajos de crítica literaria. Publicó Fin del enigma (2011), Margen el verano (2012), Hiedra (2014) y Ruido invierno (2015).