viernes, 2 de noviembre de 2012

de la imposibilidad de derramar el verso…



















cristales de agua
mantienen
la intención de un verso

-la calma es un espejismo-

la significación
un fragmento
que se refugia
descendente

-un ancla llevando secretos-

en la laguna sin fondo
en la laguna sin cielo

mientras la mano vuela
en círculos como la gaviota
sin poder rozar la voz
que estalla
dentro.




La hija observa a la madre
desde la hamaca, detrás del ciruelo
estudia sus movimientos
y los fija
en el lugar donde se guardan los recuerdos
Con los años, volverá
una y otra vez
buscando lo que sostenía a la imagen.





A mamá



la arrojaron al país blanco
con apenas trece años

había otras como ella
a las que les cosían los ojos
y las lenguas

se rezaba en el temor
cada mañana
por las noches se abrazaban
a sábanas níveas
con la devoción
de las amantes vírgenes

se les caía el alma
con la lluvia
les crecían sueños paganos
que acallaban con una multitud
de santos y estampitas

miraban pasar el mundo
a través de la ventana
detrás de los barrotes

intuían
que el amor
era otra cosa.




(Inéditos)


Marina  Kohon (Argentina, Mar del Plata, reside en Bahía Blanca)