sábado, 20 de noviembre de 2010

EL RÍO


















Ser como el río que fluye
Silencioso entre la noche.
No temer a las tinieblas.
Si en el cielo hay estrellas, reflejarlas.

Y si el cielo se carga de nubes,

Como el río las nubes son agua,
Reflejarlas también sin pesar
En las profundidades tranquilas.

Petrópolis, 1948


Manuel Bandeira

(Traducción: Rodolfo Alonso)

O RIO

Ser como o rio que deflui
Silencioso dentro da noite,
Não temer as trevas da noite.
Se há estrelas nos céus,
refleti-las.

E se os céus se pejam de nuvens,
Como o rio as nuvens são água,
Refleti-las também sem mágoa
Nas profundidades tranqüilas.



Manuel Carneiro de Souza Bandeira Filho nació en Recife, el 19 de abril de 1886. Aún joven, se traslada a Rio de Janeiro y después a Sao Paulo, matriculandose en la escuela politécnica; enfermo de tuberculosis, abandona los estudios y vuelve a Rio de Janeiro. Participa en la Semana de Arte Moderna, de 1922, donde es leído su poema, Os sapos, por Ronald de Carvalho, ya que Bandeira rehusó ir, permaneciendo en Recife. En apenas cuatro años, Manuel Bandeira asiste a la muerte de su madre, su padre y su hermana, al mismo tiempo que vivia cotidianamente en lucha contra su propia muerte. Vivió solitariamente, a pesar de los amigos y de las reuniones en la Academía Brasileña de Letras, para la cual fue electo en 1940. Todas esas fatalidades dejaron cicatrizes en la obra del poeta. La biografia de Manuel Bandeira es la historia de sus libros, vivió de las letras inspirandose en su propria vida: la familia, la muerte, la niñez en Recife, o el rio Capibaribe. Sus principales obras son: Carnaval (1919) y Libertinagem (1930), donde se destacan los poemas: Evocaçao de Recife y Vou-me embora para Pasárgada. Murió el día 13 de octubre de 1968 a los 82 años. El escritor Mario de Andrade lo rebautizó como el "San Juan Bautista del Modernismo".