lunes, 25 de junio de 2012

Interior

















Llevó el universo a su cuarto
y cerró la puerta;
alrededor de su pared rotaban planetas, 
a lo largo del piso se elevaban estrellas
y caían con la grave, lenta respiración de las
                   tinieblas;
nadaban cometas como los dientes de tiburones
                   que nadan,
vigas de encina tenían orejas monstruosas.
y el ladrido del chacal.


Pájaros marinos llegaban desde lejanas
islas; rabihorcados, golondrinas de mar,
alisaban en la baja, giratoria luz,
sus plumas brillantes como el mar, giraban,
gritaban, se lanzaban
a los agitados cardúmenes
en la larga noche.


Pasado y futuro, dos flacas panteras
negras como el carbón,
recorrían los límites de su cerebro,
la veta preciosa de su vida;
y podía ver
que ante él se abrían con calma
sobre un coche de bancos rosados esperando
          bajo la lluvia. 






William Jay Smith

(Traducción de Alberto Girri)





William Jay Smith nació en 1918 en Winnfield, Louisiana. Estados Unidos. Estudió en la Universidad de Washington, la Universidad de Columbia y fue becarios de la Universidad de Oxford . Smith se desempeñó como consultor de la poesía a la Biblioteca del Congreso ( poeta laureado de EE.UU.) desde 1968 hasta 1970, y ha sido miembro de la Academia de Artes y Letras desde 1975. Conocido por sus traducciones, ha ganado premios de la Academia Francesa, la Academia Sueca, y el gobierno húngaro. Incluyendo su más reciente colección, La Lotería de la Cherokee (Curbstone Press, 2000), ha escrito diez libros de poesía, dos de los cuales fueron nominados para el Premio Nacional del Libro. Presidente de la División de Redacción de la Escuela de Artes de la Universidad de Columbia desde 1973 hasta 1975, y actualmente profesor emérito de Inglés en Hollins College.