martes, 14 de abril de 2015

EL POEMA INCOMPLETO DE IAN McMILLAN



















Lo hallaron en su zapato, después del síncope
En la puerta del Tesco Extra en Wombwell. '¡Ábrele
Los zapatos!' gritó un tendero en la feria

Y un peatón le desató el zapato izquierdo de lan, confiando
A pesar de todo que le permitiría respirar. 
El poema incompleto estaba aplastado en el zapato, 
Y el hombre que fue de la seguridad en la 
Fábrica de pelotas de tenis lo levantó y leyó en voz alta Al pequeño público. Parecía una lectura de poesía.


Un vaso de vidrio 
Brillando en la luz 
De la barra del calefactor


La gente murmuró. '¡Si vas a dejar
Un poema incompleto, que sea bueno!' dijo una mujer 
Que estaba emparentada con esa otra que vivía en Jump.


Ian McMillan 

(Traducción: Andrew Graham-Yooll)

Ian McMillan's Unfishnished Poem


They found it in his shoe, after his sudden collapse 
Just outside the Tesco Extra in Wombwell. 'Loosen 
His shoes!' shouted a stallholder in the open market

And a passer-by loosened lan's left shoe, hoping against
Hope against hope it would help him to breathe. The unfishnished poem was scrunched up in the shoe,

And that bloke who used to be the security man
At the tennis-ball factory held it up and read it, aloud,
To the small gathering. It was a bit like a poetry reading.


A glass container
Shining in the light
Of a half-bar electric fire

The crowd murmured. 'If you're going to leave an Unfishnished poem, make it a good 'un!' said that woman 
Who was related to that woman who lived in Jump.



Ian McMillan (Inglaterra, Darfiel, 1956). Poeta, periodista, dramaturgo, y locutor. Él es conocido por su fuerte y distintivo acento de la zona de Barnsley y su forma característica de expresión. McMillan conduce el programa radial "El Verbo", en la BBC, dedicada a la investigación de palabras habladas en todo el mundo. Tiene más de 25 libros publicados, entre ellos "Se me ensuciaron los pantalones" (2012) y "Este lago estaba helado: lámparas".




1 comentario:

Anónimo dijo...



Qué bueno un poema antes del poema.
Gracias.
Susana Tosso.