lunes, 14 de marzo de 2011

Suenia con mái
























a rrienda suelta
melgas
tajamares, nueshes
cajas e Pandora
i a fondo ber
¿qué ai e nuebo, biejo?
ashiendo e otimishta
larí, larí, lará
que el bibir es mui lindo
larí, larí, lará
unque ni sinco e quesho nalegrías
traiga lindar bolas sin manija
nía marimba el sha pashará
sha pashará i el úlllltimo quedará
no agamos la achuría e tonar las abishpas
e ushar e carnada pichones e cachua
juguemos la pashanca
la taba, los pichicos
una rronda
i entrar i entrar i entrar
ashta salir el mundo



Daniel Soria




Daniel Soria. Poeta, periodista y artista plástico argentino.Nació en Los Ceibos, Provincia de Entre Ríos, bajo una higuera, en 1954. De formación autodidacta, participó en algunos talleres de Antonio Berni, entre otros. Expuso sus dibujos, objetos, objetos efímeros, instalaciones, textos, libros de autor, en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, en el Centro Cultural Borges y en otras ciudades argentinas, como Rosario, Formosa y Tucumán. También en países como Paraguay y Uruguay. Desde 2008 es asesor de arte contemporáneo de la “Fundación Ciclo, para el apoyo de la Cultura Latinoamericana”. Su obra poética es experimental. Abarca desde el uso de sonidos especiales que envuelven toda la composición, como en "Suenia con mái" -con el uso del grupo consonántico sh- (Último Reino, 1991), pasa por la traducción del canto de los zorzales, como en El Uruguay -donde usa sólo grupos vocálicos-, hasta llegar a propuestas más radicales aún, como en "La Melga", donde inventa un idioma -al que llama Maringa Suren-, y "La parábola de la H", del 2001, que es poesía visual. Entre otras distinciones, se destaca la mención que recibiera su libro "Langostas" en el Concurso Iberoamericano, organizado por el Diario de Poesía, donde fue publicado en diversas oportunidades. Luego de pasar por una serie de experiencias donde el lenguaje había dejado de funcionar como soporte de una imagen o de una idea, el poeta volvió a confiar en la palabra y escribió Aprovechando el feriado, que son 311 frases, sintagmas o proposiciones que mezclan pensamientos de tipo zen, con anécdotas y un discurso que está entre la poesía, el aforismo y la minificción, entre la paradoja y el uso literal de refranes o dichos (Ver la otra entrada).