sábado, 12 de marzo de 2011

ELEGÍA














Padre vencido en el dormir
oscuro y lejano,
el niño te despierta con la mano.
De nuevo nacido en tu sueño, pide
memoria de la edad que te corría
juvenil por los ojos;
triste ante el consuelo de su apariencia,
no quiere que tú creas
la muerte oscura en la eternidad.
Era tan suave el cielo alrededor;
bajo el aliento y la cadencia de la noche
me llevabas en brazos al sueño
fresco de primavera.
Quizás la muerte es esto: un recordar
la última vez que nos extinguió el día.



Alfonso Gatto

(Traducción: Horacio Armani)

Alfonso Gatto. Poeta, narrador y dramaturgo italiano, nació en una familia de origen calabrés de marineros y pequeños armadores. Realizó sus primeros estudios en Salerno y en 1926 ingresó en la Universidad de Nápoles, aunque se vió obligado a abandonarla años después debido a dificultades económicas. A partir de ese momento, su vida fue bastante agitada y los traslados y cambios de ocupación se sucedieron. Trabajó primero en una librería, siendo luego maestro de escuela, corrector de imprenta, periodista, profesor...
En 1936, a causa de su declarado antifascismo, fue detenido y pasó seis meses en la cárcel de San Vittore de Milán. Durante esos años, Gatto había colaborado en los periódicos y revistas más innovadores. En 1938 fundó, junto a Vasco Pratolini el periódico literario "Campo di Marte", que se reivindicaba como de acción literaria y artística. Su objetivo era educar al público a comprender la producción artística en todas sus facetas. "Campo di Marte" sólo tuvo un año de vida. Sin embargo, esta experiencia resultó muy significativa para el poeta que pudo así curtirse en la literatura militante más comprometida. En 1941 Gatto fue nombrado profesor en el Liceo Artístico de Bolonia y fue enviado especial de "L'Unità" adoptando una posición de primer plano en la literatura de inspiración comunista. Poco después se dio de baja en el Partido Comunista Italiano y se convirtió en comunista "disidente". Tras la guerra retomó su actividad como periodista y siguió llevando a cabo su labor poética. En 1955 recibió el Premio Bagutta por su obra "La fuerza de los ojos". Murió a causa de un accidente de tráfico el 8 de marzo de 1976 cerca de Grosseto. Obra poética: 1931 – Isla (Isola)1937 – Muerto en los pueblos (Morto ai paesi)
1939 – Poesías (Poesie)1943 – L'allodola 1944 – La playa de los pobres (La spiaggia dei poveri)
Amor de la vida (Amore della vita)-1945 – El cigarro de fuego (Il sigaro di fuoco)La fuerza de los ojos (La forza degli occhi)- 1947 – La cabeza en la nieve (Il capo sulla neve -1949 – Nuevas poesías (Nuove poesie) - 1959 – La madre y la muerte (La madre e la morte- 1961 – Poesías (Poesie)-1962 – Osteria flegrea -1963 – Poesías de amor (Poesie d'amore) -1966 – La historia de las víctimas (La storia delle vittime) -1969 – Rimas de viaje para la tierra pintada (Rime di viaggio per la terra dipinta) -1977 – Desinencias (Desinenze).



1 comentario:

Anónimo dijo...

LA CARRERA
poema de OSCAR PORTELA

En mitad de la noche mi corazón se ahoga.
Y el indómito potro cae vencido por la ardiente
carrera que conduce hacia el alba. La muerte lo sorprende.

Y hay temblor en sus músculos cuando abre sus ojos a la oscura
tiniebla de los sueños. La razón apacigua la angustia de esperar
y consagrar la ostia que es misterio al olvido de duelos y doloras.

La síncopa se aleja.Y nuevamente entrega el noble músculo
al círculo vicioso de la noche para continuar remando
hacia un círculo incierto. ¿Adonde vamos Dios mío, adonde vamos?

La soledad en mitad de la noche aúlla como un lobo: es certeza
y es duda, es fría fuente, y es infierno esta ardiente carrera.

El polvo de los sueños que atraviesa la sístole se borra poco a poco.

¡Ah desbocado corazón, potro indomable sigue esperando pues
por la luz de aqueste amanecer aún remoto!