lunes, 29 de octubre de 2012

Camélido














Pesa.
Pesa la certeza y pesa el camino.

Pesa la duda y pesa la tierra.
Pesa el silencio y pesa el ansia
y pesa
pesa todo.
Pesa el peso de la letra
y pesa la lana del cobijo
y pesa la búsqueda del puerto
y lo hallado en la neblina.
Pesa el pujo del cuerpo
y el calor del nido bravo
y lo rabioso del fuste enemigo
y la sobria pataleta del acomodado.
Todo pesa.
Pesa y re-pesa el cansancio
y la búsqueda eterna del deseo.
Pesa caminar

pesa dormir
y el sueño justo y la tregua.
Lo esencial se entrevera en las ramas
y el bosque esconde la sombra fría.
El sol sólo brilla en los ojos del ciego
y el vidente silencia su lengua ante el pavor.
Pesa el tiempo que atora las bocas
y la historia
la maldita historia que me abre al temor.
Pesa la nostalgia de la cueva segura
y el sueño de mi pecho antiguo.
Pesa el vuelo
y pesa el paso
y pesa el ala
y pesa el pie
y el poema brota
y brota la sangre
y pesa
pesa el derrame
y los hijos
y el presente
y el mañana.
Pesa 
pesa la solución de hoy
y pesa 'la solución final'
y pesa el arte de soñar con fugas.
Pesa
pesa todo.
Pesa la página
y el aire
y el blanco
y la nada pesa
          y renueva el peso
          y borra el paso
          y pasa
          y no deja huella
          y destruye el habla.


(De: Por gracia de hombre,
2008)
Verónica Zondek




Verónica Zondek nació en Santiago de Chile, en 1953. Es licenciada en Historia del Arte de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Durante los últimos 25 años se ha dedicado a la traducción tanto de textos literarios como de otras materias. Escribe poesía y sus libros han sido publicados en Chile, Argentina y Colombia. Ha organizado innumerables Encuentros Literarios nacionales e internacionales tanto en Chile como en el extranjero. Publicó, entre otras obras: Vagido (1991), El Libro de los Valles ( 2003) - Entre Lagartas (1999) - Peregrina de mí (1993) - Vagido (1991) y El hueso de la memoria (1988), El ojo atravesado I y II (2005/2007),  y La ciudad que habito (2012).