martes, 12 de marzo de 2013

Luz y oscuridad

















Llego, entro, prendo la luz de la cocina
y sorprendo a las hormigas coloradas 
puliendo los platos y cargando 
todos los restos de comida.
No me molestan, pero mentalmente
les advierto sobre la superpoblación:
hasta ahora el ecosistema se mantiene.
Sin embargo, si consigo trabajo, 
comeré más, vendrán amigos y mujeres,
habrá más restos, ustedes crecerán
y tendré que echar insecticida.
Solo esta pobreza puede mantenernos
delicadamente unidos.





Daniel  Durand (Argentina, Entre Ríos, Concordia, 1964)