viernes, 22 de marzo de 2013

Pájaros sobre el sombrero de Vincent Van Gogh

















Ah, no me olvido,
no olvidaré jamás.

Pero miro estos campos
este fulgor sobre los trigos
este terrón de sorgo
esta sonrisa de agua que oculta el mar.
                                  Aquí en la patria,
                                  digo, esta provincia,
                                  la eternidad
                                  se mueve como el mundo.

Yo lo he visto a Van Gogh
sembrando en estos surcos.
He visto su sombrero campesino
entre los girasoles de Victoria
y su oreja ardida en el atardecer
convocando el vuelo de los pájaros.
Aquí lo he visto.
                      Lo veo todavía.

Ah, no me olvido,
                         no olvidaré jamás
aquella tarde de Berlín
cuando me suicidé en el canto de un mirlo
sin saber que los caballos azules de Frank Marc
estaban para salvarme 
de un naufragio en tus ojos lejanos
ya perdidos para siempre.

Ah, no me olvido, 
                         no olvidaré jamás
aquel estanque,
intimidad azul de la belleza
agua dormida de Monet
donde me ahogué de inocencia y delirio.

Ah, no me olvido,
                         no olvidaré jamás
aquel portal, aquella aldaba,
aquel cielo de siglos de Toledo
precipitado por el Greco.

Ah, no me olvido,
                         no olvidaré jamás.
Pero Van Gogh
                         no estaba en los museos.

Yo lo he visto flotar 
sobre los Girasoles de Victoria.
Liviano más que el aire.
Reconciliado con la dicha.
Definitivo de fulgores.

Lo he visto entre los sorgos.
Lo he visto entre los trigales.
Y el viento levitaba su sombrero
y cardenales amarillos de las islas
cantaban sobre su cabeza
y miles de pájaros
picoteaban los granos de oro de su corazón.



Marta Zamarripa






Marta Zamarripa. Poeta argentina, nacida en Gualeguay, en la primavera del siglo XX, aunque habitante de toda la provincia de E. Ríos: De Victoria, donde recibió su educación básica; de Paraná, donde se graduó como Profesora de Lengua y Literatura; de Concordia, donde vivió en las décadas del 60’ ,70’ y parte del 80’. En nuestra ciudad fue Rectora del Colegio Nacional. Profesora en distintos establecimientos escolares del país, de enseñanza media y superior. Dirigió los "Cuadernos literarios" del Diario Concordia, en la década de los 80', donde publicó los primeros poemas de destacados escritores de la ciudad, como Juan Meneguín y Alejandro Bekes. Otras actividades: Ha sido Directora de la Editorial de Entre Ríos, con sede en Paraná, en su época de esplendor, donde publicó a poetas fundacionales de la poesía entrerriana, como Alfonso Solá Gonzalez, Juan L. Ortiz, Gaspar Benavento, Ana Teresa Fabani y Alfredo Veiravé, entre otros autores y géneros, en la década del 90’. Ensayista y conferencista en numerosos encuentros de escritores y congresos literarios del país y del extranjero. Fundadora de la Editorial Río de los Pájaros, de Concordia, donde publicaron varios poetas y narradores del litoral. Actualmente dirige la Editorial Ríos al Mar, en la que se destaca la Colección de poesía Dafne florecida, que privilegia la publicación de obras escritas por mujeres. Creadora de la cátedra de Derechos Humanos en el Nivel Superior de la Enseñanza, en Entre Ríos. Su obra ha recibido numerosas distinciones, entre las que se destacan la Faja de Honor de la Sade de Bs.As., con su libro “Sólo de garzas y otras levitaciones” y el Primer premio del Ateneo Popular de la Boca, en Bs.As., por “Tapial con luna”. Libros publicados: “Tapial con luna”, Ed. Francisco Colombo, Bs.As., 1976; Ayer y Todavía, Ed. Río de los Pájaros, Concordia, 1982; “Sólo de mate para días de poca yerba”, Ed. Río de los Pájaros, 1993; “Sólo de garza y otras levitaciones”, 1998; “Azul de frío”, Ediciones Ríos al Mar, Colección de poesía Dafne Florecida, 2006, recopilación de toda su obra, incluye su último libro, los “Salmos del desamparo”. Ha participado en la Enciclopedia de Entre Ríos, Tomo V, entre otras antologías de poesía argentina.