lunes, 23 de diciembre de 2013

CADENCIAS



a veces uno no sabe lo que es
como si el apuro de los pájaros hubiera carcomido ese
                                            [punto 
íntimo
en que cada día nos vestimos de azul y sabemos 
no llorar
no pedir más pan 
que el que comimos
sólo dejar que los huesos se acomoden bajo el propio
                                             [peso

y la mudez recuperada para siempre
se despoja de razones y roces
para demandar lo suyo
para saber que el fuego deja únicamente su tilde
ante los desprevenidos

acaso cuando lleguen tus ojos a saberlo 
quieran volver sobre la podredumbre 
adecirtunacirniento




combatir el miedo desde el miedo
y dejar que seas
: tierna bella dura plena

acaso lo soñado ya no viva 
pero vos sos

más allá de mis fragilidades y las tuyas
más allá de los acosos y des-seres
estás acá
para recordarme
lo que alguna vez supe




y tal vez la travesía vuelva a decir
y a pesar de todo
demuestre
que puedo esperar
(aun otra
la mirada en el mundo) 
casa en una casa 
luz en la luz

la dicha de 
habitar la poesía



Valeria Cervero (Buenos Aires, 1972)