domingo, 4 de mayo de 2014

CANCIÓN DE AMOR
















Supón que los dos fuéramos náufragos
en algún litoral desierto, 
donde las palmeras se mecen con la brisa:
un mundo maravilloso bañado por el sol; 
donde jamás ha dejado su huella un pie humano,
donde los pájaros de amor tropicales se cortejan, 
como Eva y Adán podríamos vivir,
en un paraíso para dos. 
¿Te cansarías de mí, me pregunto,
a medida que los días soleados pasaran, 
y recibirías con alegría
un vapor?... Yo también.

Supón que probásemos las formas bucólicas
y llevásemos una vida sencilla, 
lejos, como reza el alegre dicho,
del trabajo duro y las dificultades de las ciudades. 
Allí tú y yo podríamos vivir solitos,
y compartir nuestras esperanzas y temores. 
Como un Darby de pueblo con su Joan,
nos enfrentaríamos a nuestros años sosegados. 
¿Alguna vez, me pregunto, descubrirías
que mis encantos podrían dejar de gustarte, 
y dejarías que te atrajeran
otras personas?... También yo.

Supón otra vez que entre los dos
se hubiera interpuesto el agitado y profundo mar; 
que viajaras a una orilla extraña,
y me dejaras aquí a llorar.
Me pregunto si serías igual,
aunque estuviéramos lejos, 
y si siempre llevarías mi nombre
grabado en tu corazón. 
¿O te deleitarías con otras sonrisas,
y, encantado con la novedad, 
te olvidarías de la que está
tan lejos?... A mí me pasa igual.



Dorothy Parker
(Traducción: Guillermo López Gallego
y Cecilia Ross)

LOVE SONG

Suppose we two were cast away
On some deserted strand, 
Where in the breeze the palm trees sway-
A sunlit wonderland; 
Where never human footstep fell,
Where tropic love-birds woo, 
Like Eve and Adam we could dwell,
In paradise, for two. 
Would you, I wonder, tire of me
As sunny days went by, 
And would you welcome joyously
A steamer?... So would I.

Suppose we sought bucolic ways
And led the simple life, 
Away —as runs the happy phrase—
From cities' toil and strife. 
There you and I could live alone,
And share our hopes and fears. 
A small-town Darby and his Joan,
We'd face the quiet years. 
I wonder, would you ever learn
My charms could pall on you, 
And would you let your fancy turn
To others?... I would, too.

Between us two (suppose once more) 
Had rolled the bounding deep;
You journeyed to a foreign shore, 
And left me here to weep.
I wonder if you'd be the same,
Though we were far apart, 
And if you'd always bear my name
Engraved upon your heart. 
Or would you bask in other smiles,
And, charmed by novelty, 
Forget the one so many miles
Away?...That goes for me.



Dorothy Parker (West End, 1893 - Nueva York, 1967) Escritora estadounidense. Espíritu versátil y brillante, escribió artículos para Vogue, y ejerció la crítica literaria y teatral en Vanity Fair y en  The New Yorker. Publicó tres volúmenes de poesía (Enough Rope, 1926; Sunset Gun, 1928; Death and Taxes, 1931), reunidos en 1936 en un único volumen, Not So Deep a Well. Una de sus obras, Big Blonde, ganó el Premio O'Henry al mejor cuento del año. También realizó varios reportajes desde España durante la guerra civil. Escribió guiones para películas junto con su marido Alan Campbell, y dos dramas también a cuatro manos: Close Harmony or the Lady Next Door (1929), con E. Rice, y The Ladies of the Corridor (1953), con A. D'Usseau. Vivió y trabajó en el ambiente intelectual más vivaz de su tiempo (en Nueva York, durante la década de 1920, en Hollywood durante la de 1930 y, más tarde, de nuevo en Nueva York), y se convirtió en una figura destacada. Sus breves poesías, de tono ligero, casi burlón, sus divertidos bocetos y sus cuentos son de hecho concisas representaciones de momentos de incomprensión, de soledad o de estúpida insensibilidad.