sábado, 24 de mayo de 2014

Chagall


















SI me atrevo y abro la ventana 
        puede suceder: 
el cielo gris con su golondrina completamente natural
o dos amantes sobre el mismo cielo anunciando el verano.

Soy un hombre cauto,

                          estoy acostumbrado a los días 
y temo los milagros no previstos en el programa.
Chagall ha detenido su largo vuelo sobre mis libros, 
viene de sobrevolar los campos y las aldeas, 
                   ha estremecido
                                      los árboles, 
                   ha derribado
                                      los frutos 
                                      la manzana
que descalabró los ojos miopes de Sír Isaac Newton.

Le digo que no crea
           que yo también entreveo la posibilidad de volar, 
           de caminar por el cielorraso 
           de invitar a las muchachas 
           a mirar la ciudad desde arriba.
Chagall sonríe y sabe
           que un hombre cauto
                 no puede huir de la cordura.
Si me atrevo y abro la ventana sé lo que puede suceder: 
           un hombre que se va sobre el aire 
                            inventando
                                  con un violín rojo 
                   una serenata.


José Watanabe (Perú, Laredo, 1945- Lima, 2007)