miércoles, 31 de agosto de 2016

NO AMOR (*)


























Sin amor
Sin compasión
Sin inteligencia
Sin belleza
Sin humildad
Veintisiete años son suficientes
Madre – demasiado tarde – años de locura – Lo siento
Papá – ¿Qué pasó?
Allen – Lo siento
Peter- Santa Rosa Juventud
Betty – Tanta valentía femenina
Keith – Gracias
Joyce – Chica hermosa
Howard – Nene, cuídate
Leo – Abrir las ventanas y Shalom*
Carol – Deja que suceda
¡Déjenme salir ahora por favor!
Por favor, déjame entrar



Elise Cowen

(Traducción: Odeen Rocha)

NO LOVE (*)

No love
No compassion
No intelligence
No beauty
No humility
Twenty-seven years is enough
Mother – too late – years of meanness – I’m sorry
Daddy – What happened?
Allen – I’m sorry.
Peter – Holy Rose Youth
Betty – Such womanly bravery
Keith – Thank you
Joyce – So girl beautiful
Howard – Baby take care
Leo – Open the windows and Shalom
Carol – Let it happen
Let me out now please –
– please let me in


(*) Se cree que es el último poema escrito por la autora.



Elise Cowen (Nueva York, 1933 -1962). Poeta norteamericana, de la generación beatnik. Nacida de una familia judía de clase media, Cowen escribió poesía desde muy joven, influenciada por la obra de Emily Dickinson , T.S.Eliot , Ezra Pound y Dylan Thomas.Mientras asistía a Barnard College en la década de 1950, se hizo amiga de Joyce Johnson (en ese momento, Joyce Glassman). Fue durante este período que fue presentada a Ginsberg por el profesor de filosofía de Donald Cook. Los dos descubrieron un conocido en comun en Carl Salomón , a quien habían visto mientras pasaron  un tiempo por separado en un hospital mental. Una relación romántica siguió en la primavera y el verano de 1953. Sin embargo, dentro de un año, Ginsberg se reune y  se enamora de Peter Orlovsky, su eventual compañero de vida. A pesar de esto, Cowen se mantuvo unida emocionalmente a Ginsberg para el resto de su vida. En febrero de 1956, ella y su amante Sheila se mudaron a un apartamento con Ginsberg y Orlovsky. En el momento Cowen tenía un trabajo como mecanógrafa. para la oficina de la policía pero mas tarde fue despedida. Después se mudó a San Francisco, y finalmente a  Manhattan. Pero Cowen comienza a ser afectada por problemas psicológicos cada vez más graves, con el tiempo tiene que ser admitida en Hospital Bellevue con el fin de obtener un tratamiento para la hepatitis y la psicosis. Pero ella se opuso y regresó a casa de sus padres en el apartamento de  la Avenida Bennett, es alli de donde salta del séptimo piso a través de la ventana de la sala. Sus padres quemaron todos sus poemas, porque se avergonzaban de las representaciones sexuales y del consumo de drogas que aparecían en los textos de su hija. Sin embargo, Leo Skir, un amigo cercano, tenía 83 de sus poemas en su poder al momento de su muerte, y se encargó de la publicación de varios en revistas literarias prominentes de la década de 1960.