jueves, 24 de febrero de 2011

A VECES, MIENTRAS ANDO SOLO AL SOL














A veces, mientras ando solo al sol

y con clara mirada veo el mundo
en donde todo fraternal parece,
la luz, la hierba, el aire y el insecto,
un imprevisto hielo mi alma invade.
Un ciego creo ser, sentado sobre
el parapeto de un inmenso río.

Debajo corren aguas turbulentas.
Pero él no las contempla: al débil sol
se calienta, dichoso. Y si a veces
le llega el ruido de las aguas, cree
que es zumbido engañoso del oído.

Pues viviendo esta pobre vida mía
me parece que hay otra que la roza
como en un sueño, y que ese sueño fuera
mi existencia presente.


Camilo Sbarbaro

(Traducción de Horacio Armani)


TALOR, MENTRE CAMMINO SOLO AL SOLE...

Talor, mentre cammino solo al solé / e guardo con i chiari occhi il mondo / ove tutto m'appar come fraterno, / l'aria la luce il fil d'erba Tinsetto, / un improwiso gelo al cuor mi coglie. / Un cieco mi par d'essere, seduto / sulla spalletta d'un immenso fiume.
Scorrono sotto l'acque vorticose. / Ma non le vede luí: il poco solé / ei si prende Ifeato. E se gli giunge / talora mormorio d'acque, lo crede / ronzio d'orecchi illusi.
Che a me par, vivendo questa mía / povera vita, un'altra rasen-tarne / como nel sonno, e che quel sonno sia / la mía vita presente.



Camillo Sbarbaro (1888-1967) poeta italiano, además del poeta de Pianissimo o Rimanenze, además del botánico reconocido como autoridad mundial en líquenes, fue también autor de los libros de prosa Trucioli, Cartoline in franchigia o Fuochi fatui.

No hay comentarios: