jueves, 10 de febrero de 2011

Padre



















Ahora sí que caminas:
no he visto jamás un viandante
tan generoso y prudente
dejando sus semillas en el tiempo
Por cada semilla mirabas el cielo
y no sabías
si habia sido la semilla de un hijo.
Asi, temeroso de Dios,
nos has puesto aparte
para preservarnos del mal.
Y ahora que estamos solos
nos hemos vuelto niños.



Padre

Ora si che cammini:
non ho mai visto un viandante
tanto generoso e prudente
da lasciare i suoi semi per tempo.
Per ogni seme tu guardavi il cielo
e non sapevi
se fosse stato il seme di un figlio.
Così, timorato di Dio,
ci hai messo in disparte
per preservarci dal male.
E adesso che siamo soli
siamo diventati bambini.



Alda Merini

(Traducción de Delfina Muschietti)



Alda Merini. Poeta Italiana (Milán , 1931- 2009). Escribe poemas desde los quince años. En 1947 se manifiestan los primeros síntomas de una conmoción diagnosticada como enfermedad mental. Desde entonces siguió su largo peregrinar por las internaciones psiquiátricas junto a su largo perigrinar por el amor. La experiencia de extrañeza con respecto al mundo "normal" y el canon literario, impone un relieve particular a su producción artística y la une en constelación con un grupo de importantes escritoras mujeres como E. Dickinson, S. Plath, A.Rosselli. En 1993 obtiene el premio Montale, al que le sucedieron otros, hasta la nominación al Premio Nobel. Dejó una vastísima obra publicada.
Puede consultarse su sitio,aquí



No hay comentarios: