martes, 8 de febrero de 2011

PLAZO

si supiera para dónde vine,
amor,
para dónde caigo,
para dónde podré volar.

Raspado,
amor,
dañado por esa mano,
golpeado por un viejo calor,
estropeado, sin duda, por unos días más
o menos.

Quisiera seguir
sin sentido,
amor,
para ir eligiendo
o mendigando amor;
eso que realmente sirve,
lo que vale la pena.




Francisco Urondo (Argentina, Santa Fe, 1930 - Mendoza, 1976)







No hay comentarios: