viernes, 23 de marzo de 2012

Poética
















Dimensión oculta
un desparpajo
para seguir hablando.
¡Que se yo de qué!
Pienso siempre
en un papel de calcar
colocado sobre textos
antiguos, sagrados
Sobre escrituras ajenas
copiarlos y copiarlos
como si fuesen
dibujos de maravillas
quitarle partes
transformando otras
hasta realizar una copia
que no deje vestigio
del original.



No soy buena nombrando flores

No soy buena nombrando flores
o plantas. Son un verde prodigioso
de sueño amazónico, verde imaginario
de agua y cielo juntos. Llamo apenas
trébol, azucena, después es
un jardín salvaje, sin orden aparente
enredaderas caídass, unidas tallo a tallo
un universo mate hundiéndose
en un charco nocturno, sin un piar
sin un volar. Tendida entre cicutas
y corolas rotas empujo el olvido
como un velero antiguo tocando
un borde
labios
lengua
boca




Niní Bernardello



Niní Bernardello, pintora y poeta, nació en Cosquin, provincia de Córdoba en 1940. Reside en Río Grande desde 1981. Publicó: Espejos de papel,1980; Malfario, 1986); Copia y transformaciones, 1990, Puente aéreo, 2001); Salmos y azahares,2005.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una de nuestras más grandes poetas.
Amo su poesía.
macky

Marcelo dijo...

Gracias Macky.