jueves, 2 de agosto de 2012

PATIO


















Mi madre cocinaba exactamente:
arroz, porotos negros, salsa de batatitas.
Pero cantaba.






FOTOGRAFÍA


Cuando mi madre posó
para éste que fue su único retrato,
apenas consintió en tener la sienes curvas.
De todos modos, hay un deseo de belleza en su rostro
que una doctrina dura ha contenido.
La boca es conspicua,
pero las orejas se muestran.
El vestido es negro y cerrado.
El temor de Dios circunda su semblante,
como una cadena. Luminosa. Pero cadena.
Sería un retrato triste
si no viese en sus ojos un jardín.
No de aquí. Pero jardín.






Adelia Prado



(Traducción: Claudia Schvartz 
y Fernando Noy)





Adélia Luzia Prado Freitas (Divinópolis, 13 de diciembre de 1935) es una escritora brasileña. Sus textos retratan lo cotidiano con perplejidad y encanto, orientados por su fe cristiana e impregnados de un aspecto lúdico, una de sus especiales características. Era hija de un trabajador ferroviario. Empezó a escribir en 1950, a raíz de la muerte de su madre. Trabajó como maestra durante 24 años, antes de dedicarse profesionalmente a la literatura. En 1975, Carlos Drumond de Andrade entusiasmado con la lectura de algunos de sus poemas, la impulsa a publicar Bagagem, su primer libro. Adélia tiene entonces 40 años. Con su obra posterior muy pronto se convierte en una de las principales poetas del Brasil. Otros libros: "El corazón disparado" (1976)y Oráculos de Mayo (1999).