martes, 28 de agosto de 2012

TE DEUM

















No canto
por las victorias
pues no tengo,
sino por el sol cotidiano,
por la brisa,
por la generosidad de la primavera.

No por la victoria
sino por el trabajo ya hecho del día,
tan bien hecho como pude.
No por un lugar en el estrado
sino en la mesa cotidiana.


Charles Reznikoff 

(Traducción de José Luis Justes Amador)



Te Deum

Not because of victories
I sing
having none,
but for the common sunshine,
the breeze,
the largess of the spring.

Not for victory
but for the day's work done
as well as I was able;
not for a seat upon the dais
but at the common table.



Una de las obras poéticas más fascinantes y contenidas del siglo XX fue llevada a cabo por un hombre casi invisible, metódico, pequeño, un abogado hijo de inmigrantes ruso-judíos, que nunca se alejó de la ciudad de Nueva York. Nacido y criado en Brooklyn en un hogar donde el yiddish era la lengua oficial, Charles Reznikoff  (E.E.U.U., Brooklyn, 1894-Nueva York, 1976) pasó la mayor parte de su vida profesional dedicado a ocupaciones menores para dejarle tiempo a su tarea literaria, que él consideraba central. Por lo demás, como lo expresa su biógrafo Milton Hindus, “su gran ventaja frente a otros escritores siempre fue su singular falta de vanidad”. (Pedro Donoso) Estáconsiderado como el primer poeta objetivista. Su obra fue reconocida tardíamente y publicada en By the Well of Living and Seeing: New and Selected Poems, 1918-1973.- Otros trabajos importantes suyos son la novela "Por las aguas de Manhattan" y su obra Testimonio.