sábado, 22 de febrero de 2014

Temprano, pensando en el rayo de La torre del reloj












Estaba pensando en todas las peleas que di
a lo largo de mi vida:
en cada enfrentamiento,
en cada golpe dado y recibido.
en cada victoria o derrota
debo decir que no me sentí solo ni un solo segundo.

Estaba pensando en aquellos que buscan emociones fuertes. 
Pueden sentirse en la cima por un momento 
pero vuelven rápidamente a la melancolía. 
No te preocupes. Estoy seguro de que pronto 
volverán a sentirse lo máximo.

Estaba pensando en Marcel Proust
en una tarde fría y lluviosa
en las afueras de París.
Vestido con un abrigo de pieles sobre una camisa de dormir,
observando fijamente, con una especie de asombro infantil,
una fila de manzanos florecientes
al otro lado de un campo fangoso.
Después de un rato sube a un taxi que lo espera
y regresa a casa satisfecho para volver a acostarse.

Estaba pensando en los desayunos de las mañanas frías y claras.
En los sanatorios de las montañas suizas
y en sus enfermos con los sentidos anestesiados
que viven con una percepción del tiempo diferente a la habitual, 

que fantasean con la idea de suicidio 
mientras intercambian placas radiográficas 
en el comedor y en los jardines.

Estaba pensando en los chicos que corren por el monte
con un rifle entre las manos
detrás de una presa imaginaria, sin descanso,
listos para disparar en el momento adecuado.
Un tumulto de perros los acompaña
ladrando a su alrededor.
Pensaba en los secretos confiados bajo los árboles,
en la historia del perro-rata africano,
en los veranos eternos, que no acabarán jamás.

Estaba pensando en el futuro. 
¿Tengo algún propósito? 
Sin recuerdos, ni posesiones, 
ni amigos, ni ataduras. 
Tengo 26 años y tengo miedo 
de malgastar mi juventud.


Antolín



Antolín (Salta, 1983). Su nombre real es Andrés OLgiatti. Es poeta, músico y artista plástico. Publicó Jabón Federal (Ed. de la Universidad Nacional de La Plata, Colección Chicos de Bolsillo, 2007), Las personas no me quieren lo suficiente (Belleza y Felicidad, Bs. As., 2008), Quiero destruir algo hermoso (Colección Chapita, Bs. As., 2009), Nunca seré millonario (Pánico el pánico, Bs. As., 2012), Demasiado tarde para morir joven (Tammy Metzler, Bs. As., 2013), entre otros. Actualmente vive en la ciudad de La  Plata, donde dirige la librería-galena llamada YETI. Administra el blog Vida de matón (millonesdeanios.blogspot. com) y demasiadotardeparamorirjoven.tumblr.com.