jueves, 24 de abril de 2014

Pero como por fuego (*)





La oscuridad de los árboles
Preserva la vida
Del escaso suelo
Que cubre la capa de piedra

Entre los senderos y la magia 
De los bosques del este

La belleza del silencio 
Y las ramas quebradas

Y el hogar de animales pequeños

Las hojas verdes
De las plantas tiernas
Sobre el musgo verde oscuro
En el dulce aroma de lo que fermenta

Los charcos y el curso del agua fresca

Vida primera,   vida pudriéndose 
Oculta vida estrellada aún no es
Un espejo
Como nuestras vidas

Hemos llegado
Lo más lejos posible

Vidas que reflejan la luz 
Como espejos

Uno no ha pensado 
En asustarse

No de la sombra sino de la luz 
Que reúne el propio poder

(*) Título derivado del Nuevo Testamento, Corintios 1, 3:15.


George Oppen (E.E.U.U., Nueva York, 1908-California, 1983)

(Traducción: Kurt Folch)


But so as by fire

The darkness of trees 
Guards this life 
Of the thin ground 
That covers the rock ledge

Among the lanes and magic 
Of the Eastern woods

The beauty of silence 
And broken boughs

And the homes of small animals

The green leaves
Of young plants
Above the dark green moss
In the sweet smell of rot

The pools and the trickle of freshwater

First life,     rotting life 
Hidden starry life it is not yet
A mirror 
Like our lives

We have gone
As far as is possible

Whose lives reflect light 
Like mirrors

One had not thought 
To be afraid

Not of shadow but of light

Summon one's powers