miércoles, 16 de abril de 2014

Memorias


















3

entro en la cocina
con radichón lechugas
coloco el mortero sobre la mesada
y miro por la ventana hacia el parque vecino


4

voy despacio contando las pizarras del techo 
te llamo en sueños
me alegro de que hayas vuelto 
voy despacio por los años 
por cabellos cortados 
todos los lechos están iluminados 
los jueves a las ocho de la noche


5

una jarra de vidrio verde
es todo lo que tengo pero la conozco bien
tengo sólo esta jarra
me ha quedado ella sola
y es bastante
una jarra vacía
no hace falta
llenarla
ni moverla
está bien allí
y yo estoy bien
mientras la miro
por una vez
los dos
nos comprendemos
en el reposo de ser
cada uno
por su lado


8

me sorprenden en mi oficio
en un andamio
me sorprenden como soy
no me molesta
no soy más que el andamio
esta rama y este oficio


10

qué quieres que diga
qué quieres
antes que amanezca
antes que el mar te arroje su primer manotazo
antes de nacer la espadaña
y de morir la loca
y de trinar
de espantar con un fuelle el badajo de la torre
antes mucho antes
de ser llamado
qué quieres que diga
todo viene después


15

era por aquí
te juro
aquí estaba la puerta ella
tantas veces la tuve
al borde del aire


18

en lugar de estar adentro bajo techo
prefiero salir a caminar aunque haga viento
yo espero caminando
no que el viento se aparte de la calle
o que inaugure una noche sin puentes
yo espero que una mano surja
y me salude
y ponga fuego
una manzana
en el llano del día


20

que cante esta guitarra 
y cante cante y cante 
que la luz sea del día 
y renazca en otro cielo 
en otra infancia 
que yo vuelva a ser tu novio 
y a perderte 
y olvido



Edgar Bayley (Argentina, Buenos Aires, 1919-1990)