lunes, 22 de junio de 2015

PERFUME DE JARILLA



















Al fondo del patio
mi abuela mataba una gallina
Ya la había visto algunas veces
Aunque nunca quiso que estuviera presente
yo la espiaba detrás de los rosales
Fuerte y serena como una guerrera
precisa en cada movimiento
le retorcía el cuello hasta dejarla sin aire
y con un palo de escoba
le ajustaba el pescuezo en el suelo
La cargaba al hombro de las patas
y la desplumaba en agua hirviendo
Nunca sentí pena
ni nada
La saboreábamos al escabeche
y con mis primos
nos disputábamos la cabeza.



ATLÉTICO MAIPÚ

Los domingos juega Atlético Maipú 
Y con la abuela
preparamos el canasto con el mate 
y bizcochos de anís 
El abuelo carga las sillas plegables 
en el baúl del auto 
Le hago acordar de la bandera 
Es una banderita que cosió mi abuela 
de tela brillante azul y amarilla 
Cada vez que nuestro equipo hace un gol 
la agito y salto lo más alto que puedo 
¡Dale Boca campeón! 
me enseñó mi abuelo que grite 
aunque juega Maipú 
que nada que ver 
Lo que pasa
es que Boca es el padre de todos estos 
me explicó 
Y yo 
me lo imaginé como al Espíritu Santo.


En mi caballo tuerto
paseo entre naranjos
El viento sopla
y caen flores sobre mi pelo
Ideal
para que una música de piano
anuncie mi llegada
algo triste
de forastera rompecorazones.



Era un arbusto
redondo
apagado
Parece que hubiera estado ahí
miles de años
volviéndose viejo
esperando el día
en que los puesteros lo encendieran
para cocinar un chivo
o un ternero
Y al fin
ser bola de fuego

perfume de jarilla.


(De: Perfume de Jarilla, ed. llantodemudo, 2013)


Mariela Laudecina (Argentina; Mendoza  -Córdoba)