miércoles, 24 de junio de 2015

TOMO LAS DECISIONES CON LOS PIES























Me presenté en un taller de escultura
El aviso decía:
Se necesita ayudante
con o sin experiencia
El me hizo
una prueba
Sacó de un cajón
una chapa cincelada
Y me dijo
¿Qué ves?
El mar, respondí.
Perfecto. Estás contratada.


Tomo las decisiones con los pies
El color de la nieve es según el lugar
aunque parezca raro
Todo músculo es música
por eso bailo
Me hace triste la fisiología.


Hablar de lo que sea, es un lujo
Despilfarro a veces
Inmóvil, hablo del hacer
El pasado y el futuro
están construidos con palabras
El presente es mudo.


Australiano, 40 pirulos.
Ojos azules y piel dorada.
Lo conocí pidiéndole una lapicera
Se hospedaba en el hotel de la esquina de casa
Me invitó a salir como pudo
Sabía poco castellano y yo poco inglés
Pero nos entendimos;
                      / teníamos ganas de entendernos 
Fuimos a bailar; bailaba bien 
Nos besamos
A las seis nos fuimos a desayunar 
y después lo acompañé al hotel 
Me invitó a subir, y subimos; pero a la terraza 
Esperaba sexo 
Erré
Me masajeó los pies un largo rato sin hablar 
Permanecí callada 
hasta que repitió que quería
                             / conocer el Himalaya 
Andá, le dije
Al otro día me dejó flores con mamá 
y una tarjeta con un poema 
que hablaba del viento en mi pelo 
Fue el primer y el único ramo
                                    / que recibí en mi vida.


Siempre quise ser como Madonna 
y también, que un hombre me diga 
que soy la chica más linda del mundo 
Me gusta la palabra precipitarse 
La disciplina no es para cualquiera 
Voy a precipitarme, es fácil para mí 
cuando se trata de hacerme daño.



De vez en cuando abrazo a los árboles 
o apoyo la espalda 
y me quedo así un rato 
Hay uno, viejo, grueso y muy alto 
cerca de un puente, al que han tuneado 
con fibra negra y caritas felices 
que pareciera ya no querer estar ahí 
cansado de los ruidos y de la mente 
Un día le hablé, le dije que era hermoso 
que estaba al tanto de sus poderes 
y que gracias.


(De: Tomo las decisiones con los pies
Ed. llantodemudo, 2014)


Mariela Laudecina (Argentina; Mendoza  -Córdoba)