jueves, 14 de julio de 2016

CASA DE CAMBIO

















EL ORIGEN DE LA POESÍA


El hombre enciende el fuego a la entrada de la caverna.
Por entre las nubes del oeste se despide el sol del anochecer,
se difunde el aroma de la carne asada.
Unas pocas gotas de lluvia atraviesan verticales
los rayos de luz rojiza que, horizontales, atraviesan el humo.
Los otros olores son de los cueros y de los cuerpos,
de tierra mojada y de madreselvas y de todo lo verde.
La hija de dos años atiza las brasas con un palito,
sacándoles chispas;
el hijo recién nacido toma la teta, adormilado.
La mujer dice
undr
que quiere decir maravilla.
Eso.



DE LO SUBLIME MATEMÁTICO

Pienso en esa escena del Viejo y el mar
En pleno mar el viejo ve hundirse su presa descomunal,
cientos de metros para abajo,
en cámara lenta,
hasta que la imagen del pez
se termina diluyendo en el azul
oscurísimo indefinible
de las profundidades

Pienso en tener doce años
y llegar caminando de Afganistán hasta Suecia
y que te manden de vuelta

Pienso en el arroyo Antequera,
cuando de pronto desemboca
en la inquietante indiferencia
del Paraná de las Palmas,

Pienso en la esquina de San Martín y Maipú.
Ambas adoquinadas aún.
A rayo de sol de mediodía de verano
los adoquines bruñidos encandilan

“Nunca cruces solo la avenida Maipú”
me decía mi mamá.
Pienso en los niños           que nacieron
del otro lado de Maipú
y que tampoco los dejan
                                         cruzar
                                            solos.



MONO NO AWARE

II
Pronto va a oscurecer,
me voy a sentar del lado de la playa,
por donde sé que vas a llegar.

Del lado de la playa,
colores que no existen:


            el blanquirrojo de una granada abierta
                   atravesada por la luz

la espuma de mar, encaje
              de nieve acariciado por el viento, nieve oxidada
el salmón cobre del anochecer ecuatorial
                                   reflejado en el mar
que por debajo sigue azul turquesa,
cota de malla de mercurio,
                                    espejo de qué
pink laterite
           sundown barely takes
                      two minutes –


y en ese preciso quiebre del tiempo y de la luz te veo llegar, desde 

el este
con el último sol en los ojos
                       mientras todo el zafiro del cielo te rodea



SYNCHRONICITIJD

sí, ta bien
todo encuentro casual es una cita

ahora,
¿encontrarnos como nosotros nos encontramos?

Hay gente que se pasa años
         Ensayando esas Casualidades, pero nunca



ESTE CORAZÓN ES MÍO

Los que se aman a veces
parecen mellizos siameses.

Para acá - hoy mando yo,
para allá - hoy  yo decido.

No querés lo que yo doy.
No me das lo que te pido.

Al dejar de amarse, al cercenarse

el problema es dirimir quién va a quedarse
con los órganos 
antes 
compartidos.



A LA MANERA DE UN SENRYU ANÓNIMO TRADICIONAL 

Adiós.

De nuestro amor secreto 
se enteró tanta gente

que ya no tiene gracia



LAS VUELTAS DE LA VIDA

Como es harto sabido 
el hombre tiene un lado femenino. 

No sabés qué macana 
mi parte femenina 
de verte tan divina 
se me ha vuelto locamente lesbiana.




ERÓTICA 

media
mañana de otoño
mañana fría.
paso al baño de un bar
para mear.

al rato voy por la calle

y siento en los dedos

el olor.

el olor de tu sexo
no del mío.  




O N R O P

una porno pasada al revés,
los guascazos vuelven a sus respectivas pijas
como succionados
los besos y las chupaciones
son prolijamente
desprendidos de bocas
pezones
clítoris
culos
el frenesí se disipa
las pijas se desparan
los gemidos y suspiros regresan a sus pulmones
las manos se retractan de sus caricias
reponen bragas y corpiños
las ropas vuelven de un saltito a rodear torsos y piernas
los dedos clausuran braguetas y camisas,
y los actores se van, cada cual por su lado,
en una severa celebración de la castidad:
en un alarde de puritanismo




CRIATURA DIVINA

Mientras jugaba a crear un universo,
lo llamaron a tomar la leche,  y desarmá
todo eso que tengo que pasar la aspiradora.



Obediente, la Joven Divinidad se disponía
a desmantelarlo todo
pero se dijo
“No tengo ganas,
eso que lo haga otro”
Y optó entonces por
crear


al ser humano.




Jan de Jager





Jan de Jager nació en Buenos Aires, Argentina, en 1959. Vivió y estudió en la Argentina, en los Países Bajos y en España. Es licenciado en letras por la Universidad de Buenos Aires (UBA) y ha realizado estudios de análisis del discurso y literatura neerlandesa en la Universidad de Amsterdam (UvA). Tiene también el título de Bachelor en traducción de la Escuela Superior de traductores de La Haya. Se ha desempeñado como docente de idiomas, traductor independiente, y profesor del traductorado de la Universidad de Buenos Aires.  En la actualidad reside en Bruselas.  Su obra literaria abarca los géneros de novela, cuento corto, poesía y teatro. Agunas de sus publicaciones son: Trío, Buenos Aires, 1997, Juego de Copias, Buenos Aires, 2002 y Casa de cambio vols. I, II y III, 2004-2007, Grupo Editor Latinoamericano. Algunos de sus trabajos y traducciones se pueden encontrar en las revistas virtuales www.lacasaazulada.com , www.amsterdamsur.nl  y en www.periódicodepoesia.unam.mx . De su proyecto más reciente, Relámpagos, (textos breves e hiperbreves, 5 vol) el volumen 1 apareció por Viajera editorial de Buenos Aires, en agosto de 2014. En julio de 2016 aparece el vol. 2.