viernes, 22 de julio de 2016

LUGARES, AMORES

























No, todavía no he encontrado
el lugar del que pueda decir
Este es mi sitio,
aquí me quedo;
y tampoco a esa persona especial
que enseguida reclame
todo lo que tengo,
incluso mi apellido;

encontrar eso parece demostrar
que no quieres decidir
dónde construir, ni a quién amar;
les pides que te rechacen
de manera irrevocable,
así no será tu culpa
si la ciudad de aburre
o la chica es imbécil.

Y al no encontrarlos, sin
embargo, te obligas a actuar
como si lo que tienes
en realidad te encantara;
y mejor no pensar
que todavía puedes descubrir
a los hasta ahora innecesarios:
tu lugar, tu pareja.




Philip Larkin (Inglaterra, Coventry, 1922-1985)

(Traducción: Damián Alou)