sábado, 2 de julio de 2016

INGENIERÍA NATURAL















4

He pasado la noche acostada
tocándome los pechos,
no como si fueran los pechos de otro,
no como si las manos
fueran tuyas:
como se pasa entre los dedos
un hilo de cuentas
una y otra vez,
entre rezos, una y otra vez
examinando, midiendo esas copas
volcadas contra mi.
Tocarse ayuda a pensar:
he pasado la noche pensando
en mis pechos,
cómo carecian
de significado
en lo oscuro del insomnio, 
lastimándolos un poco
mientras un zumbido
de abeja surcaba mis ojos,
abiertos al deseo de un sueño
que no sobrevino.



10

La pornografía magnética revela
lo escondido de mi íntima estructura
en su alta precariedad:
lo que la placa exhibe
es sólo la réplica madura
del cuerpo de una
desolación que no prescribe.



13

Por escrito
me niego a elongar más
mi bello cuello atormentado,
mientras daños colaterales
invaden zonas libres,
cortan suministros,
ponen en cuarentena
hombros, brazos y manos,
la herramienta completa
entregada al caos,
por los efectos de la insumisión.



Del Libro: TEATRO DE OPERACIONES 
Anatomía y Literatura, Ed. en Danza, 
2007


Liliana Lukin (Buenos Aires, Argentina, 1951)




IMAGEN: "Escrito sobre el cuerpo", Fotografía de Shirin Neshat.