domingo, 11 de diciembre de 2016

IDENTIDAD

























1)  Una telaraña individual
    identifica una especie:


a través de los accidentes de circunstancia
  prevalece un orden del instinto
     aunque la posibilidad es
alta en las periferias de
las telas

             de araña:
             uno puede recorrer
         todos los ribetes adjuntos

          
         y encontrar
desorden avanzado 
abundante entropía, incertidumbre en alto grado,
     numerosas ocasiones de accidente:


2)  Hay infinitos marcos posibles
    para instalar una tela:

  ¿cómo 
mantiene la araña
       la identidad
  mientras crea la tela
  en un lugar determinado?

  ¿cómo y hasta qué punto
  y mediante qué modos de sintonía
  y control?


es
maravilloso
   cómo funcionan las cosas: te hablaré
      un poco de eso
      porque

es interesante
y porque sea lo que sea
mueve la maleza
    y las estrellas y las telarañas
y conocerlo
         es amarlo:
       conociéndolo los dos.
       en ese amor
       yo te amo,


porque se mueve dentro y más allá de nosotros
     sisea en los
pastos de invierno, se lanza y demora con los abejorros
en los alféizares de verano:


       te mostraré
lo subyacente que no adopta imagen,
     no se puede mostrar ni decir,
pero se entreteje en lunas y cizaña,
       y es todo y
   es indestructible
   porque fue por completo creado
sin forma en particular:

      
       si la tela estuviera perfectamente preestablecida,
       quizá la araña
    no encontrara nunca
    un lugar perfecto para instalarla: y


       si la tela fuese
perfectamente adaptable,
si hubiera libertad y posibilidad ilimitadas,
       la tela perdería
su especial identidad:

    la sucesiva trama de la telaraña del jardín
mantiene el orden en el centro
donde hay más espacio libre (interesante que 
         el "medio" más libre
         acepte el orden más firme)


y ese
orden
       disminuye hacia la
periferia
   permitiendo que en los puntos de contacto
          la entropía iguale a la entropía.       




A.R. Ammons


(Versión de Daniel Aguirre y Marcelo Cohen)


IDENTITY


1) An individual spider web
identifies a species:

an order of instinct prevails
      through all accidents of circumstance,
            though possibility is
high along the peripheries of
spider
                        webs:
                        you can go all
                  around the fringing attachments

                  and find
disorder ripe,
entropy rich, high levels of random,
            numerous occasions of accident:

2) the possible settings
of a web are infinite:

            how does
the spider keep
                  identity
            while creating the web
            in a particular place?

            how and to what extent
                  and by what modes of chemistry
                  and control?

it is
wonderful
            how things work: I will tell you
                        about it
                        because

it is interesting
and because whatever is
moves in weeds
            and stars and spider webs
and known
                        is loved:
                  in that love,
                  each of us knowing it,
                  I love you,

for it moves within and beyond us,
                  sizzles in
to winter grasses, darts and hangs with bumblebees
by summer windowsills:

                  I will show you
the underlying that takes no image to itself,
            cannot be shown or said,
but weaves in and out of moons and bladderweeds,
                  is all and
            beyond destruction
            because created fully in no
particular form:

                        if the web were perfectly pre-set,
                        the spider could
                  never find
                  a perfect place to set it in: and

                  if the web were
perfectly adaptable,
if freedom and possibility were without limit,
                        the web would
lose its special identity:

      the row-strung garden web
keeps order at the center
where space is freest (intersecting that the freest
                  “medium” should
                  accept the firmest order)

and that
order
                        diminishes toward the
periphery
            allowing at the points of contact
                  entropy equal to entropy.





Archie Randolph Ammons nació en Whiteville, Carolina del Norte en 1926. Comenzó a escribir poesía a bordo de un destructor de la marina estadounidense en el Pacífico sur. Después de completar su servicio en la Segunda Guerra Mundial, asistió a la Universidad Wake Forest. Luego trabajó como vendedor de propiedades, editor, ejecutivo de la fábrica de vidrio de su padre antes de comenzar a enseñar en la Universidad de Cornell en 1964. Ammons escribió cerca de treinta libros de poesía, entre ellos Glare (W. W. Norton, 1997); Garbage (1993), que ganó el Premio Nacional del Libro (National Book Award) y el Premio Nacional de Poesía Rebekah Johnson Bobbitt de la Biblioteca del Congreso; A Coast of Trees (1981), que recibió el Premio Nacional de Poesía del Círculo de Críticos ; Sphere (1974), que recibió el Premio Bollingen; y Collected Poems 1951-1971 (1972), que ganó el Premio Nacional del Libro. Sus muchas otras distinciones incluyen el Premio Wallace Stevens de la Academia de Poetas Estadounidenses, el Premio Ruth Lilly, la Medalla Robert Frost de la Sociedad de Poesía de Estados Unidos, y membrecías de la Fundación Guggenheim, Fundación MacArthur y de la Academia de Artes y Letras de Estados Unidos. Vivió en Ithaca, Nueva York, donde fue Profesor en la cátedra de Poesía de la Universidad de Cornell hasta su jubilación en 1998. A. R. Ammons murió el 25 de febrero de 2001. Ammons escribió cinco libros que contienen un solo poema largo: Tape for the Turn of the Year (1965), Sphere: The Form of a Motion (1974), The Snow Poems (1977), Garbage (1993), y Glare. Él suele organizar sus poemas largos en torno una imagen central: la tierra como si fuera fotografiada desde el espacio exterior (Sphere), un gigantesco montón de basura (Garbage), como el que vio una vez en Florida y que inspiró Garbage. Se imaginó “una especie de rito secular sagrado”, dice. “El humo era el incienso, el basurero era el sacerdote, la pila de basura era la iglesia”.




No hay comentarios: