domingo, 22 de septiembre de 2013

Poema blanco





Para escribir el otro poema,
el que no vaga
ni se hunde agazapado
en los abismos infernales del bosque
a suicidarse,
                        El verso de nieve,
Tengo Tu nombre.

Palabras que acompañan al carro del alba.



EL DESPOJADOR


No se trata de acumular palabras
Poemas libros
Premios casas
Sino de sacarse
Arrojar
Las palabras
Los libros
Los premios
Y las casas
Para que algún vagabundo
O loco o noctámbulo o suicida
Las encuentre en esa esquina gris
Por donde siempre pasa.



ENTEN ELLER

Este
indeciso
oleaje que soy
pronto
me dejará
en alguna
de las dos
orillas.



Ezequiel Ambrustolo (Lomas de Zamora, Buenos Aires, 1983)