martes, 12 de agosto de 2014

LAS MUJERES NO SIENTEN EL MENOR DESEO











de viajar al espacio. Cada vez que los hombres han obligado a una mujer a viajar al espacio, los resultados han sido desastrosos. Si le hablas a una mujer de viajes espaciales, ella te va a decir: Ni se te ocurra, te va a decir: Es imposible volver a casa, te va a decir: Cuando vos vas yo fui-vine fui-vine fui-vine. Que no hay tanto espacio en todos los cielos como dentro de una pequeña mujer ya ha sido probado experimentalmente. Te va a decir: ¿Engordé mucho?, te va a decir: Ya no te amo y/o No estoy segura de haberte amado alguna vez, te va a decir: La mayoría de los teóricos cree que el universo es plano. La primera mujer que viajó al espacio todavía está ahí.



Ben Lerner (E.E.U.U., Kansas, 1979)



(Traducción: Guido Kerzovich)