viernes, 27 de marzo de 2015

LA VERDAD























La verdad está en las roeduras
de las polillas y las ratas,
en el polvo que sale de cajoneras llenas de moho
y en la corteza de los quesos añejados.
La verdad es el sedimento, lo estancado,
no la asquerosa verborrea de los dialécticos.
Es una tela de araña, puede durar,
no la destruyáis con la escoba.
Es una burla de los escoliastas decir que todo se mueve,
la idea de que después de un antes viene un después
hace agua por todas partes. Saludemos
a los ineptos que no se embarcan. Se estará mejor
sin ellos, se estará incluso peor
pero podremos respirar.


Eugenio Montale


(Traducción: Fabio Morábito)

La verità

La verità è nei rosicchiameli
delle tarme e dei topi,
nella polvere ch'esce da cassettoni ammuffiti
e nelle croste dei «grana» stagionati.
La verità è la sedimentazione, il ristagno,
non la logorrea schifa dei dialettici
È una tela di ragno, può durare,
non distruggetela con la scopa.
È beffa di scoliasti l'idea che tutto si muova,
l'idea che dopo un prima viene un dopo
fa acqua da tutte le parti. Salutiamo
gli inetti che non s'imbarcano. Si starà meglio
senza di loro, si starà anche peggio
ma si tirerà il fiato.



Eugenio Montale. Poeta, crítico literario y premio Nobel italiano. Nació el 12 de octubre de 1896 en Génova. En 1917 se incorpora a filas y conoce allí a Sergio Solmi, y en 1919 a Camilo Sbarbaro. Luchó en la I Guerra Mundial. En 1925 firma el Manifiesto de los intelectuales antifascistas promovido por Giovanni Amendola y redactado por Benedetto Croce. Tras trabajar en una revista y en una editorial, en el año 1928 fue director de la biblioteca del Gabinete Vieusseux en Florencia, trabajo que abandonó en 1938 a causa de sus convicciones antifascistas. Durante diez años fue traductor al italiano de autores ingleses y norteamericanos y en 1948, se inició como crítico literario y musical para el Corriere della Sera, de Milán. Editó cinco libros de poemas, entre los que destaca Huesos de sepia (1925), Las ocasiones (1939) y El vendaval y otras cosas (1956), todos ellos reeditados en un solo volumen, Poesie, en (1958). En 1966 publica Auto da fe y es nombrado Senador vitalicio por Giuseppe Saragat, presidente de la República Italiana. En 1971 aparece Satura y en 1973 Diario del 71 y 72. En 1974 recibe el doctorado honoris causa de la Facultad de Letras de la Universidad de Roma. En 1975 recibe el Premio Nobel.  Falleció en Milán en 1981. Fue sepultado junto a su mujer en el cementerio de San Felice en Ema, Flore.