martes, 3 de marzo de 2015

La flauta shakuhachi de los monjes budistas y la quena peruana





La flauta shakuhachi de los monjes budistas y la quena peruana
No sabría decir las cosas que tienen en común,
posiblemente no sea más que sus cuerpos
fabricados con especies de cañas de bambú parecidas,
unas cañas que están a miles de kilómetros entre sí.
La flauta de los monjes budistas de la secta Fuke Zen
y la quena andina de la cultura Chimú,
se juntan por primera vez esta tarde medio primaveral
en el living de mí casa. Yo las acerco,
santiguándolas con el dedo mojado de cerveza,
las declaro una sola flauta, la misma.
Acá sentado,
donde miro por la ventana
dos palomas que se posan en una rama del fresno.



LA TAREA DE LOS ALBAÑILES

La tarea de los albañiles en la obra,
alarga sus dominios con golpes que hacen
cimbrar las paredes de las oficinas
que organizan la ciudad.
El desarrollo es espiralado,
desde los barrios
hacia las grandes concentraciones
de edificios,
formando anillos
condensados hacía el centro.
Desde ese núcleo se cimenta
la tarea diaria de los albañiles, 
que al final del día 
abandonan la altura 
y hacen crecer la ciudad 
camino a la periferia
con sus bicicletas,
lugar donde se acercan a esa paz
que les confiere el agotamiento físico
y un vaso de vino. Ellos
vieron la ciudad por completo
parados en su obra
y también desde el último anillo,
donde el reflejo se ve
solamente desde afuera.



CON LA FRESCURA DEL CANTO PROPIO

Miraba en un documental 
la vida del pájaro Menura, 
un ave lira que puede imitar 
con su canto 
a todos los pájaros.

Apagué el televisor 
y me cociné un arroz.

Al rato conté seis o siete gorriones, 
que se reunían en mi balcón 
para manifestar que el ave de la televisión 
podrá ser todos los pájaros a la vez,
pero nunca va a despuntar la alborada 
con la frescura del canto propio.

Y yo estoy conmovido
con este grupo hondo de gorriones,
saltarines de mi balcón.


Jonatan Santos



Jonatan Santos, Argentina, Rosario, 1983. Textos suyos fueron publicados en antologías de cuentos editadas por la Universidad de Rosario y por Homo Sapiens Ediciones, de Rosario.





1 comentario:

bea dijo...

"Con la frescura del canto propio" es una joya!!!!!

gracias por publicar.

BEA