domingo, 1 de marzo de 2015

PERRO LAMIENDO LUNA
























CALLES LATERALES

calles con tendales
con pibes tirados tomándose una birra
sobre el esqueleto de una ford 53

calles sedientas
con una camioneta y su ráfaga de polvo
contra el flo de la tarde


en el bar el refugio
hay unos tipos
jugando a los dados por la vuelta
sobre sus cabezas un póster del dieguito
la foto de gilda y una hembra frestone


afuera la calle
esperándolos como una boa
una máquina amarillo caterpillar
detenida
con el sol clavado en un espejo


calles laterales
con perros lamiéndoles la piel
calles que un poco más allá se desvanecen
no son nada
campo son


apenas el dibujo de unas ruedas
en el medio de las matas
chapas de zinc degolladas en un charco

fragmentos de ciudad arrojados en la pampa

calles que en la noche 
se disuelven
no son nada

campo son



ESA MINA ES UN POEMA

le dije tomá acá tenés
y le di una foto de marylin monroe
porque yo sabía que él la amaba.

esta es tu mujer le dije

la única
la que te va a seguir queriendo
aunque
jueguen al fútbol con tus huesos
o te vuelvas loco de pena o de frío.

aunque la noche venga degollando
vas a ver lo que te digo

sólo ella 
sólo sus ojos te verán adentro
su boca en blanco y negro te besará la espalda
cansada de yugar.

cuidala
querela mucho hermano mío
esa mina es un poema/  le dije

y no pude aliviarlo más.



ROMANCE DEL PEDACITO DE CARBÓN Y DOÑA RAMA

el pedacito de carbón
le dijo a la rama
- pronto seré ceniza

la rama lo miró desde sus brotes
y pensó qué lindo
ser ceniza / árbol hecho polvo
que se mezcla con el viento y vuela.

y entonces dijo
- pedacito de carbón 
  acuérdate de mi 
  cuando andes por la mar.

- no estés triste ramita de mi amor
- le dijo él –
  una sola gota de la lluvia
  eso es toda la mar.



EL PERRO

el perro
que habita en mi mirada no cree en dios
desconoce esa rareza

se pasa la noche con los ojos 
clavados en la inmensa oscuridad /

la luna
dibuja sus cuchillos en los ojos de mi perro
y él es ignorante a todo eso
no se da cuenta de 
que en todo lo que toca
su mirada va dejando puñaladas infnitas

su boca no conoce las palabras
   esa melodía sucesiva que se cae
                             de la lengua 

no sabe nombrarse para sí
no sabe quedarse
repitiendo las cosas más amadas
en la inmensa oscuridad 

nunca leerá a whitman
no sabrá del hombre
celebrándose a sí mismo

no tendrá la culpa o fe que lo trastoquen /

este perro que hoy describo
entierra sus huesos en mi boca

y ahora gira    el condenado /
mordiéndose la cola



BAILONGO

el viento está silbando una canción
abracémonos querida mía
el tiempo arrastra todo
hay una llanura de cuerpos extendidos
hay un barco de esta piel incendiado a la deriva

hay un gallo tuerto cantando en el baldío

una bolsa de nylon se levanta por el aire
un barrilete remonta a un niño hacia la tarde  
todo gira su huracán entre las manos


la vida es un bumerang lanzado hacia la vida


la muerte baila y se desnuda en los pasillos
hay cadáveres bailando en el ama de la tierra
y hay cachorros que navegan en el vientre

todo gira y baila sobre el mar de los tambores
toda suda y se hace polvo que se expande


nos metieron a vivir querida mía
y ahora estamos en el baile

una música extraña está sonando
no importa dejémonos llevar por el deseo
dejemos a nuestros pies bailar sobre las aguas



LAS COSAS DEL ESPÍRITU


                      a la murga "La descarcajada"


se lo pasan todo el día dando vueltas
rebuscando una cerveza
el equipo al taco
saluditos por la radio
para vanesa que está buena
para el gary que anda de resaca

y cuando viene el carnaval
se la toman por el lado de la murga  
y entran a darle a los tambores   

hacen ronda de madrugada bailando como aves
-aguante el rey momo incendiado a puro kerosene- 

la humareda se levanta como un alma en las esquinas
aguante el rey del carnaval/ viejita
que no se apague la sangre
que arda noche y día
mientras suenan los tambores

el vapor se levanta de los cuerpos
como un espíritu en las noches de bailanta



LOS DOS ZAPATOS EN EL AIRE

una mía amiga dice
que es difícil ser poeta
que es un peligro andar
mostrando las costillas por la calle
o en un libro
yo le digo que no  que no es difícil
más jodido es ser acróbata
o albañil en las alturas

no es difícil escribir
lo difícil es no caerse para arriba
o para abajo

que eso fue lo que le pasó al fnado justo cárdenas
por ejemplo él llegaba en pedo a la obra
y se ponía a revocar con un pie afuera del andamio 
hacía equilibrio 
y un día se ve que se olvidó 
y apoyó los dos zapatos en el aire

el resto ya se sabe 
justo está enterrado dos metros bajo tierra
y sus hijas dicen que justo está en el cielo

no es difícil ser poeta

(yo escribo palabras al borde del andamio)




Jorge Spíndola


Jorge Spíndola. Poeta argentino. Nació en el barrio La Paloma de Comodoro Rivadavia, Chubut, en 1961. A fines de los ’80, en su breve paso por Buenos Aires, se integra a las ediciones de la hoja de poesía “La mineta”, en la que publica sus poemas junto con poetas de su generación como Rodolfo Edwards, José Villa, Daniel Durand y Fabián Casas, entre otros. En 1993, ya radicado en Trelew, Chubut, obtiene el Primer Premio del Concurso del XVI Encuentro de Escritores Patagónicos en Puerto Madryn, con su primer libro, “Matame si no te sirvo”, que Último Reino edita en 1994. Su segundo libro es “Calles laterales”, que edita Culturas del Sur del Mundo Ediciones, en 2002, con el que había obtenido un premio del Fondo Nacional de las Artes. Y en 2008, El Suri Porfiado publica “Jerez volcado”, su tercer libro de poesía. Los poemas que presentamos pertenecen al libro "Perro lamiendo la luna", una antogía de toda su obra, publicada en Bs.As., en Ediciones del Jinete Insomne, 2013.
Como afirma el poeta y editor Carlos J. Aldazabal, se trata de una poesía de “avasallante circulación popular que ha convertido su nombre, a lo largo y a lo ancho de la extensión patagónica, en sinónimo de la poesía de la región”. Escritor paciente, Jorge Spíndola, que escribe una poesía de hondo lirismo con aliento narrativo, también es reconocido por la singularidad de las lecturas de sus poemas que hace en diversos ámbitos, también los no específicamente literarios, motivo por el que recuerda a los poetas populares de décadas pasadas, que convocaban bastas audiencias. Como permanente animador cultural en varios frentes, es fundador de la Biblioteca Popular Rodolfo Walsh de Trelew, integra el colectivo de poesía Bajo los Huesos (Puerto Madryn-Trelew) y se desempeña como profesor de Literatura. En 1997 creó la revista “Tela de Rayón”, que posteriormente se transformó en el suplemento cultural del diario Jornada, de Trelew, donde trabajó hasta 2008, cuando el multimedios prescindió de sus servicios tras su adhesión a la Asamblea de Trabajadores de Prensa despedidos injustamente por esa patronal. En 2009 hizo pública su carta abierta “Por qué no escribo en Jornada”, que recibió el apoyo de un gran número de trabajadores de la cultura de la región, del país y de países hermanos.



Ver más poemas y biografía completa, aquí