jueves, 24 de marzo de 2016

DIARIO PADRE



























MEADA

Mi padre usaba un balde para mear
Por dolores meaba
Por pesadillas meaba
Por discusiones meaba
Decía que la próstata lo jodía
con el balde en la mano decía
que era un artista
un exiliado
un desocupado.

En la habitación con él dormíamos
Mi madre mi hermana yo
Con su dedo gordo en el aire
bajaba el elástico del calzoncillo
hablaba de los montoneros
era un montonero que meaba toda la noche
mientras lo escuchábamos
lo calmábamos a veces
le prestábamos atención

Decía que dormía con un fierro bajo la almohada
Por la garganta le subía lo que meaba
Lo que decía
Los gallos dormían
Los galgos dormían
Nuestra vecina dormía
Nosotros oíamos
caer
en el balde
Las últimas palabras




 DIARIO PADRE

“Hemos muerto,
podemos empezar a vivir sin trampas ni sueños”
( Humberto “coco” Martinez)


Se acostaba siempre con la idea fija
con el revólver
con el delincuente
Se levantaba siempre muerto con el sol
Con el mal humor
Ahora
sin querer dormir
se acuesta
sin poder llorar
se ríe
Esta mañana le pregunté
por esos rayos de sangre en las pupilas
Son heridos de bala
hijo
no les hagas caso

Ahora vive en México
siempre vuelve
siempre a los gritos
siempre
se vuelve a morir

///

Aparece detrás del vaso de whisky
parece un viejo pez
en una pecera de whisky
Le pongo dos hielos
parece un hombre deformado
en un vaso de peces
Se equivoca
desde que murió actúa equivocado
en una pecera de hielo
Sueño con sus cenizas
juego con ellas
es lo mismo que jugar con peces
El mar es la red
El sueño la trampa
Su corazón es una estafa eléctrica

///

Me pide que lo vista
no puedo embocarle la camisa en el brazo
su espalda viene por la mitad.
Quisiera que descanse un poco
que se vuelque en el piso
que el piso le llegue a los pies
Odia los recuerdos
los borrachos
odia su corazón
En el olvido truena:
Yo no soy un progresista!
 soy un revolucionario!
Limpia su revólver por si las serpientes
(Siempre quiso cantar un blues
Y le salía un tango)
Revólver en mano ve
mi oración en el cuaderno
canta llorando por lo bajo

  

(Inéditos, cedidos gentilmente 
por el autor, para este blog)


Miguel Matínez Naón




Miguel Matínez Naón es poeta y actor. Nació en la ciudad de Palo Alto, California, EE.UU, en el año 76. Sus padres tuvieron que irse de Argentina en tiempos de dictadura. Vivió en México y tras el retorno de la “democracia” vino a la Argentina. Vivió en Neuquén durante la década del 90. En la actualidad vive en Buenos Aires, ha publicado su primer libro de poemas “Estación de servicio”. Sus poemas han sido publicados en diversas revistas nacionales e internacionales. Algunos han sido adaptados para obras de teatro (creaciones colectivas). Dirige una colección de poesía en Editorial Lamás Médula.