miércoles, 2 de enero de 2013

Del amor navegante
















Porque no está el Amado en el Amante 
ni el Amante reposa en el Amado, 
tiende Amor su velamen castigado 
y afronta el ceño de la mar tonante.

Llora el Amor en su navio errante 
y a la tormenta libra su cuidado, 
porque son dos: Amante desterrado 
y Amado con perfil de navegante.


Si fuesen uno, Amor, no existiría 
ni llanto ni bajel ni lejanía, 
sino la beatitud de la azucena.

¡Oh amor sin remo en la Unidad gozosa! 
¡Oh círculo apretado de la rosa! 
Con el número Dos nace la pena.





Leopoldo Marechal




Leopoldo Marechal. Poeta, dramaturgo, novelista y ensayista argentino (Buenos Aires 1900 - 1970). Fue maestro de primeras letras y director de Bellas Artes. Hizo un par de viajes a Europa, antes y después de la II Guerra Mundial, colaboró en las revistas literarias de las vanguardias de los años veinte, manifestando siempre su fe católica y simpatizando con el movimiento fundado por Juan Domingo Perón. Su poesía se inicia en el ultraísmo, cultivando el verso libre en poemarios como Los aguiluchos (1922) y Días como flechas (1926). Luego evoluciona hacia una forma de clasicismo, volviendo a los modelos del siglo de oro español: Odas para el hombre y la mujer (1929), Cinco poemas australes (1937) y, sobre todo, en Laberinto de amor (1936), El centauro (1940), Sonetos a Sophia (1940)y Heptamerón (1966). Marechal ha explicado sus convicciones estéticas y políticas, que provienen del escolasticismo, en Descenso y ascenso del alma por la belleza(1939) y em Autopcia de Creso (1965). También ha dejado obras de teatro donde trata mitos clásicos en clave moderna: Antígona Vélez (1951) y Las tres caras de Venus (1966). Su obra más singular es una extensa novela, Adrián Buenosayres (1948), que ocurre en tres días en una Buenos Aires cotidiana que se convierte en un infierno, donde se encuentran huellas de Dante Alighieri y James Joyce. El uso combinado del habla callejera, las figuras clásicas y la poética de vanguardia le dan un perfil muy acusado y particular. Otras novelas suyas som El banquete de Severo Arcángelo (1965) y Megafón o la guerra (1970).