viernes, 18 de enero de 2013

Palabras












No puede haber otra causa 
se han vuelto apócrifas 
tienen nombres falsos 
de cotillón 
o fiesta macabra

Se les ha subido la salinidad 
saturan a grados insólitos 
fríen 
ulceran

No puede haber otra causa
porque las digo y todas se vuelven hormigas
o conejos muertos
o llaves rotas
o mugre

Debe ser eso
que se traducen
en el camino trunco entre la lengua
y tu espejismo
que se les rompen las alas
que con su hilito de voz dicen mal

Será que no pueden ser dichas
porque otra lengua invisible
las tara
las perpetra contra una pared
y ahí se derriten
se secan

Casi les veo los soniditos
haciendo un hueco líquido
en un ángulo cualquiera de la casa


será eso
que son blasfemas
que hay un cielo caníbal
que entran en un abrazo enfermo
y se engripan
tiemblan
dan fiebre
envilecen la voz

Será que esta lengua nos calumnia 
que no significa

Y te veo los ojos de puñal que me miran los ojos de puñal 
como un ruido



Pamela S. Terlizzi Prina






Pamela S. Terlizzi Prina. Nació el 2 de Mayo de 1980 y es de Adrogué, Provincia de Buenos Aires. Es abogada y grafóloga forense, desde temprana edad se relacionó con la Literatura, tanto en poesía como en narrativa. Cursó talleres de cónica periodística y narrativa con Claudia Acuña y Laura Massolo respectivamente.
Es alumna del taller literario de Liliana Díaz Mindurri.
También ha integrado importantes Antologías, como "Borges Cortázar Ad Litteram" de Colisión Libros®, con el cuento "La confesión" y la III y IV edición de la Antología de Cuento y Poesía de esta casa Editorial con los cuentos "Náufraga" y "Si, gradas" y el poema "Unos dedos".En su labor de cronista escribe para la revista digital Culturamas.es desde la redacción Buenos Aires. El poema que publicamos pertenece a "Estado de espesura", su primer libro de poesía.