miércoles, 19 de junio de 2013

PARAR LA OREJA






Como las orejas del gato 
que hacia cualquier ruido apuntan 
así escucho hacia adentro de mí 
qué dice el palpito.

Hago así porque él sabe
si aparece o no la chispa. ¿Qué chispa?:
la que ilumina lo oscuro.
Más no se puede decir
porque es difícil de explicar.
De ahí que yo cace conocimiento oculto
con como orejas de gato estar atento
a ver qué pasa en el centro de mí.

Y esta es la brújula es para definir qué;
es la corazonada es; pero no nos engañamos
a veces y nos desoímos
cuando la mente bruta habla
y su voz tapa
a la voz del palpito en el centro de uno.





Jorge Leonidas Escudero (Argentina, San Juan, 1920)