viernes, 10 de enero de 2014

Una gota en la sed del desierto













Una gota en la sed del desierto.
Una boca que diga lo innombrable.
Un instinto, otro, al cotidiano de la queja
en el epicentro del insomnio.
Un descanso de pasto mal cortado,
de pasto crecido. Una tropilla,
a lo lejos, en el campo o en la infancia.
Un resonar de agrestes pájaros.
La flecha del ave que reza todo el horizonte.
Un pan amasado en la madera.
Un salmo, una teología, un dios,
el Dios que serene la estridencia.



(De: "Dos poemas")
THEOlogos

El amanuense sembraba girasoles
sobre templos abandonados.


POR QUÉ SOY CRISTIANO

En la terraza
el amanuense
escribe
cuidadosamente
los nombres secretos
que la civilización
no lee.


NATURALEZA PERENNE

Todo
árbol
es
una
corteza
profunda
arraigada
al centro
y origen
del mundo,

una
teología
que se esconde
en el paisaje.


ARTE POÉTICA

Ser
es
ceder
el poema.

La donación del siervo.



(De: "Teoría del amanuense")


ESTE ES MI POEMA

Sin embargo,
Quisiera
Que fuera tu poema,
Aunque prefieras los sábados por la noche
O el hastío del verano.

No hace
Falta que lo repita,
Más de una vez te he dicho
Que me gustan los manteles floreados
O las sobremesas en familia,
Pero hoy no hagas caso a mis gustos;
Me estoy dejando hablar por otros
Y no hay sirena — ni adentro, ni afuera-
Que los acalle por un momento, al menos.

Si el azar de este papel te influencia
A perseguir lo bello
Entre las cenizas azules de la tarde patricia,
No habrá entonces otro motivo
Para seguir manchando de garabatos
La hoja en blanco.

(De: "La fuerza de las horas")

Ezequiel Ambrustolo





Ezequiel Ambrustolo. Poeta argentino. Nació en Banfield, Lomas de Zamora, Buenos Aires, en 1983. Publicó “La fuerza de las horas” (Alción, 2008), "Teoría del amanuense", (Alción, 2011) y la plaquette "Dos poemas", 2013. Se ha desempeñado como corrector literario y librero.
 MÁS poemas en su blog El Amanuense.