viernes, 19 de septiembre de 2014

RESQUICIOS




1. (Partida)

El cielo conserva algo de azul virando al
violeta.
La luna es un
vago resplandor
sobre el agua.

Junto al muelle 
una figura tendida

su piel azulverdosa en el halo
lunar.
La cubre una manta
raída.
El pelo rubio y
lacio sobre la
cara.

Sombras espesas cruzan la 
avenida.

Ella se levanta lentamente
sin deshacerse del
sueño.
Se mueve despacio
como deseando comprobar la
respuesta de sus
miembros.
Brazos lánguidos y
paso leve
la cabeza apenas
levantada
atenta a los sonidos de la
ciudad nocturna.

Un tenue aire de amenaza pesa sobre el 
río.

Camina lenta 
entredormida

cruza sin mirar

los autos la esquivan no oye los 
insultos qué ve?

Elige la costanera.

Reconoce figuras dormidas bajo el 
puente.

Se entretiene pateando un 
cartón de vino de un pie al 
otro.

Una figura se despereza a su 
izquierda

vuelve a cruzar 
la avenida.

La rodean edificios vacíos ropa 
colgando de las 
ventanas rotas.

Rostros 
ocultos en las 
sombras la ven 
pasar y ella 
qué ve?

En el cielo persiste un
tibio fulgor
entre nubes oscuras.

Un enjambre de cuerpos 
semidesnudos se 
recuesta sobre 
montones de 
basura.

Otros van y vienen vaciando
bolsas
seleccionan y apilan en
precario equilibrio:
restos de cartón sobras de
pollo resmas de papel.
Construyen palacios murallas 
vías de tren.

Dejan rodar bolitas de 
papel que 
suben bajan cruzan 
puentes atraviesan 
túneles aterrizan en el 
barro para 
formar nuevas 
montañas de 
basura.



10

no, no te vas a salir con la tuya, claro, vos siempre 
igual, nunca me dejas en paz, por qué no te vas un poco a 
la mierda

un gorro de pintor en la cabeza jeans rotos saco
arrugado tres pasos adelante menea la
cabeza un movimiento
convulsivo dejame en paz, me entendés, déjame en paz, no
digas más pavadas

(en la recova figuras aladas dragones echando
fuego
mariposas agitadas por el viento el vendedor
pliega cartulinas de colores)

pasos rápidos y cortos patas de 
pájaro los brazos laxos se 
balancean

lo ve detenerse de pronto mirar a los
costados con
aprehensión y emprender su
paso cada vez más
rápido los labios en constante
movimiento

llega a la plaza elige un 
banco
una paloma se posa en su hombro pecho 
verde y violeta iridiscente

lo ve arrojar una
piedra en la
fuente miles de círculos se repiten
expandiéndose

(las patinetas vuelan sobre el cemento se elevan giran en
e! aire caen ligeras y
aceleran)

refugio nocturno
tibieza de una tarde de sol en la
ventana
camina encorvado arrastra una
bolsa de plástico negra el
pelo ralo gris la barba le pesa el
cuerpo el frío lo penetra hasta la
médula

lo peor es el sueño interrumpido el
cuerpo rígido el
oído siempre atento y el
frío, ¿sabes?

el frío es lo peor



(de: Resquicios -Gog y Magog, 2010-)

Judith Filc (Buenos Aires, Argentina, 1962)