viernes, 15 de abril de 2016

LAS GRACIAS Y LAS HORAS

























I . FUNDACIÓN


¿LOBA ESTÁ?

Juegan los incansables en el bosque.
Un aullido bajo la lluvia.
Se asoman las luces de la noche.
¿Loba, está?
Dos hermanos se adentran en la espesura
buscando fauces.
Se convierten en hermanas de la luna.
Dientecitos en la leche
vuelan con el viento.
La inocencia envuelve amor.
Ellos la mamaron:
ruina troyana.
Somos los hijos de Eneas.
De las costillas no vienen las hermanas.
Fundación animal.
Somos las hijas de Eneas,
afuera llueve.
¿Loba, está?
La cueva, ese agujero humano,
abraza la intemperie.
El viento lleva su origen,
la salvación hecha teta de loba.
No hay inicio sin ruinas,
no hay origen sin tetas.
Diferentes formas de escombro.
Esqueletos de yeso en el Parque Independencia,
Coloso lleno de héroes rojinegros.
Mamar desde el comienzo y jugar,
travesuras en la tierra.
Los ojos de Remo miran
el ayer desde su futuro mojado.
Afuera truena,
crepitar de olas.
El río crece desde arriba sin canasta.
Paraná para los turistas.
Hay que derrumbar una cueva.
Soy la loba famélica, soy la hermana.
Toda fundación se hace sobre escombros,
pero los muertos siguen abajo del río.
Afuera llueve y se mojan las piedras.
El amor es trueno
pura inocencia de lluvia.
Rómulo y Remo se dejan inundar mientras juegan.
No hay piedra que no bese el ayer,
no hay lluvia que no moje.
¿Loba, está?
Juguemos en el bosque,
correr apartando hojas, risas tiernas.
Los ojos de futuro se nublan de agua,
de pasado,
Remo quiere el hierro
desenfundado en su vientre.
Todos los caminos llevan a Troya
y él es hijo de Eneas
igual que su hermano.
Son las hermanas de la luna,
las hijas guerreras del dios Marte.
Dos gotas de agua.
Jugar en el bosque.
Afuera llueve.
La loba no está.

El amor es trueno
y parte el rayo.



ADENTRO

De mi identidad hago una casa,
un laberinto,
el palacio del rey Minos,
la isla de Lesbos,
un coloso, olímpico edén de orquídeas.
Decir SOY es un himno infinito,
no me faltan redoblantes
ni primaveras.



NUDOS DE CLOTO

Papá tiene tres madres,
mamá cinco hijos muertos.
Papá dio a luz a diez conejos y una loba,
mamá siempre supo cómo abortar cangrejos.
Mi vecina tiene dos abuelas mías
y yo tengo dos hermanos de ella
encerrados en la heladera.
Anoche besé a un hombre que podría ser mi padre
y que tiene cuatro primas que podrían ser mi madre.
Deseé a una mujer que podría ser mi hermana
y comí tres conejos que podrían ser mi hermano.
Mi tía adoptó dos hijos míos que le regaló mi padre.
Yo parí seis cangrejos y una loba famélica.

Mis gatos son los hijos que no voy a tener.




II. TODOS LOS CAMINOS LLEVAN A TROYA

Si la brújula es el amor
enterrá tus ojos en las grietas del sueño.


ARGOS

Si reconociste en mí la esencia,
guardala.
No toques mi nombre
hasta que no hayas aprendido de soledades.
No digas mi nombre
si no entendés lo que es un conjuro.
No pronuncies lo que me nombra
ni me inventes otro nombre.
Soy el que soy por tener el poder
de quedarme adentro,
soy la que soy por poder ladrar para afuera.



PÉRDIDAS

Vi mi cara en la cara de la Gorgona
y lloré
todos los rostros,
todas las piedras,
las incansables ondas
que da la noche.



LIKE A VIRGIN

Tengo una teta,
una sola
porque decidí convertirme en Amazona,
en guerrera de arco y flecha.
Tengo una teta brillante, pulida,
de mármol salvo por lo ardiente.
Me la palpo,
es fuerte y puntiaguda,
un conito de Madonna.
Mi teta y yo corremos tras los Sátiros
y les clavamos nuestros gemidos.
Ellos los convierten en canciones profanas.
Ilusiones de Apolo que no alcanza a su amada.
Ilusiones.
Con mi teta doy de comer a gatos y peces calvos.
Somos la canción del viento
que atraviesa tus piernas y se va.
Pasamos en nuestro continuo retorno ardido,
luego volvemos a la guerra de los días y las noches
donde no estás para contarlo.




III. MONSTRUAS


YOCASTA

Aunque lo niegues vos,
aunque lo niegue yo
con cara de esfinge,
te pertenezco.
Sólo hoy,
sólo ahora.
No creo en el siempre,
no creo en el nunca.



CALIPSO

Soy la que oculta el pelo en tu lengua,
la paja en tu ojo
y el absurdo incendio
que me arranca.



CIRCE EMBRUJADA

No hay hechizo más grande
que aquel que deja el eco
de lo que no has dicho,
de lo que no dirás nunca.





Maia Morosano



Maia Morosano nació en Rosario en 1986. Es docente de Lengua y  Literatura, escritora, editora y gestora cultural. Coordina la editorial  Espiral Calipso junto a la poeta sevillana Rocío Muñoz desde 2008. Desde ese mismo año y hasta el 2009 organizaron juntas el ciclo de  poesía Poetas Corrientes en la ciudad de Rosario. Desde 2011 dirigió con Laura Brandazza el bar cultural Bienvenida Casandra en la misma ciudad y lleva adelante en compañía de Luciana Fernández  "La malcriada de tu lengua", un proyecto de presentaciones performáticas de poesía. Sus libros publicados son Escaleras (poesía-Espiral Calipso: 2008), La reina en mi país (poesía- Espiral Calipso: 2009), Las Gracias y las Horas (poesía- La pulga renga:  2013) y Malcriada (poesía – Ombligo Cuadrado). Fue representante  de la provincia de Santa Fe de APOA (Asociación de Poetas  Argentinos) en el período 2014-2015.Organiza junto a Federico Rodríguez, Luis Alberto Steinmann y Rocío Muñoz el ciclo literario semanal A cuatro voces.